La organización española de consumidores FACUA ha publicado un listado de helados fabricados por Frioneri comercializados en España, que estarían contaminados por la presencia del cancerígeno óxido de etileno en el aditivo estabilizante E410, también llamado goma de garrofín o algarroba, un aditivo seguro y muy común en los helados para conseguir su textura.

En concreto se incluyen 46 variedades de helados fabricados por Froneri de las marcas Nestlé, Milka, Toblerone, Nuii, Oreo, Princesa, La Lechera y Smarties, todos ellos comercializados por la firma suiza en España. La asociación ha realizado su lista en base a los facilitados por parte de trabajadores de varias cadenas de distribución y advierte que puede que no sea necesariamente completo, ya que forma parte de alertas de retirada de la comercialización de productos de Froneri/Nestlé difundidas a nivel interno por las cadenas Carrefour, Dia y Covirán.

La asociación de consumidores exige a Nestlé y Froneri que actúen con transparencia y hagan pública la lista completa de productos afectados. Entre ellos se encuentra el famoso Mikolápiz, el Maxibon o incluso los tradicionales sándwiches de nata. Frioneri, por su parte, publicó un comunicado en su web alertando de la presencia de dicha sustancia cancerígena donde explicaba que están trabajando «rápidamente» para retirarlos del mercado y ha incluido un aviso donde insta a los consumidores a teclear los seis primeros dígitos del lote del helado que hayan adquirido para saber si puede estar contaminado.

Froneri no ha sido el único que se ha visto obligado a retirar los productos que comercializaba. Mars también lo ha hecho, pero a diferencia del fabricante suizo, estos sí publicaron una lista con los productos contaminados, hecho que resalta Facua en su comunicado. En este caso, los helados con óxido de etileno comercializados en España son variedades determinadas de M&M’s, Snickers y Twix.

La asociación de consumidores aconseja a los usuarios que tengan uno de los productos afectados en sus hogares que se abstengan de consumirlos y procedan a devolverlos a los establecimientos para que les reembolsen el dinero. Asimismo reclama al resto de fabricantes y empresas de distribución que actúen también con transparencia y hagan pública la lista de productos contaminados que han elaborado o comercializado. No hay que olvidar que el óxido de etileno es, según ha indicado la propia Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), «una sustancia activa en productos fitosanitarios que no está aprobado en la UE ni, por lo tanto, en España. Se trata de una sustancia clasificada como mutagénica, carcinogénica y tóxica para la reproducción».

(sputniknews.com)

Comentarios Facebook