Como parte de la campaña para desprestigiar al Gobierno venezolano, el antichavismo cambió el relato respecto a los venezolanos que se encuentran fuera del país. Así, pasó de llamarlos «migrantes» y «refugiados» a «desplazados».

La razón de lo anterior, indica el portal de datos La Tabla, citando a la Organización No Gubernamental Sures, se desprende de que el término refugiados “no aguanta un análisis a números oficiales”.

“Más allá del manejo político y mercantilista de las cifras de las migraciones venezolanas, existen unas cifras oficiales sobre este fenómeno que son de gran utilidad para mostrar que en Venezuela no existe una ‘crisis de refugiados’, ni mucho menos la situación de los refugiados venezolanos en el mundo puede ser objeto de alarma”, indica el trabajo de Sures. 

Contrario a la narrativa que se busca imponer sobre la migración venezolana, de acuerdo con Sure, solo 444 personas residen en Colombia bajo condición de refugiados y apenas 14 lo hacen en Chile.

La ONG destaca que “no cabe duda de que la narrativa de la crisis de los refugiados dada para la población venezolana emigrada se sustenta en razones exclusivamente políticas, y se ha mantenido por la presión de actores políticos con escaso interés en contribuir a lograr una resolución y gestión al proceso de movilidad humana que vive nuestro país”.

Sures refirió que los datos son extraídos del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DAES) de 2019 y la información actualizada hasta el 5 mayo de 2021 por la Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V).

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook