Un cartero británico se encontró cara a cara con un enorme tiburón mientras practicaba esnórquel frente a la costa de Cornualles.

Martin Yelland, de 38 años, estaba buceando cerca de la costa de Penzance cuando el tiburón azul nadó directamente hacia él. Estuvo cerquita del hombre durante aproximadamente una hora y luego lo asustaron una manada de 80 delfines.

Yelland asegura que en ningún momento sintió miedo, ya que el tiburón era curioso pero de ninguna manera agresivo.

«Siempre he hecho surf y recientemente estoy fotografiando la vida salvaje, pero grabar a los tiburones de cerca fue una de las mejores cosas que he hecho», subraya el británico.

(Sputnik)

Comentarios Facebook