Nueve empresas internacionales han sido calificadas para iniciar pruebas de extracción de litio en los salares altiplánicos de Bolivia, con miras a competir por un contrato de asociación con el Estado para producción masiva, anunció el Gobierno.

«Siguiendo el proceso lanzado en abril para la búsqueda de la mejor tecnología para el proyecto de Extracción Directa de Litio (EDL), nueve empresas pasarán próximamente a la fase de pruebas piloto en el salar de Uyuni», dijo el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, según un comunicado oficial.

Previamente, el Gobierno había revelado que una veintena de empresas comunicaron interés en competir por el contrato de explotación de litio, del cual no se divulgaron proyecciones de inversión, metas de producción ni otros detalles.

Molina no identificó a las empresas extranjeras que probarán tecnologías de extracción de litio de los salares y solo se conoce públicamente el interés de la corporación rusa Rosatom, que dijo que estaba participando en el proceso.

El programa EDL se sumará a proyectos ya iniciados por la corporación estatal Yacimientos de Litio Bolivianos, que incluyen la construcción de plantas de carbonato de litio y cloruro de potasio, al margen de megaproyectos de industrialización acordados, pero todavía no confirmados, con firmas de Alemania y China.

«Con la tecnología EDL, Bolivia podría acortar los plazos para comenzar con la producción industrial de cátodos, carbonato de litio y finalmente baterías de litio para vehículos eléctricos», dijo Molina.

Bolivia tiene la mayor reserva probada de litio en el mundo, ubicada mayormente en los salares de Uyuni, Coipasa y Pastos Grandes, en el altiplano suroccidental.

(Sputnik)

Comentarios Facebook