El medio The Wall Street Journal (WSJ) reveló que el Buró Federal de Investigaciones (FBI), la Comisión de Bolsas y Valores y otras agencias federales están escudriñando el negocio financiero estadounidense y a los asesores que manejaron las cuentas del abogado Luis Mariano Rodríguez Cabello, quien es investigado por ayudar a blanquear y ocultar parte de los 2 mil millones de dólares robados a Petróleos de Venezuela durante la gestión del exministro de Energía, Rafael Ramírez. 

“Agencias estadounidenses e internacionales están examinando si Rodríguez ayudó a Ramírez a acumular fondos de cuentas estatales venezolanas a través de contratos de seguros fraudulentos con la compañía petrolera nacional del país, y luego blanqueó el dinero a través de cuentas en el extranjero, incluso en Estados Unidos”, dice WSJ. 

Las empresas involucradas en el supuesto lavado de dinero e investigadas por las agencias federales son dos gigantes del mercado financiero estadounidense. Se trata de la firma Morgan Stanley, que según la revista Forbes, forma parte de las 500 empresas más importantes de esa nación. Su sede está en Nueva York y desarrolla actividad comercial como banco de inversiones y agente de bolsa.  

La otra es Interactive Brokers LLC, una firma de corretaje multinacional que opera la plataforma de comercio electrónico más grande de los EEUU. Además, hay varias empresas de asesoramiento financiero, las cuales “gestionaron cuentas de gran cuantía para el empresario venezolano Luis Mariano Rodríguez Cabello”, señala el medio gringo.  

Y ¿quién es Luis Mariano Rodríguez Cabello? Es un abogado, que junto a Rafael Ramírez y el primo de este, Diego Salazar, entre otros, fue acusado por un tribunal de Andorra en 2012 de utilizar la Banca Privada D´Androrra (BPA) para lavar 2 mil millones de dólares presuntamente obtenidos a través de fraudulentos contratos con Pdvsa. El caso Andorra sigue pendiente y hoy Rodríguez Cabello vive en libertad en España.  

Según WSJ, Morgan Stanley llegó a sospechar que esos fondos, recibidos en 15 transferencias electrónicas entre octubre de 2014 y noviembre de 2015, eran de los fondos del BPA liberados. La firma cerró la cuenta y Rodríguez la trasladó en 2017 a Capital Guardian Wealth Management, un asesor de inversiones propiedad de un empresario francés y socio durante muchos años de Rodríguez Cabello. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook