Una de las medidas barajadas por el Gobierno británico para paliar la grave crisis de falta de mano de obra en el Reino Unido –aunque no la han anunciado oficialmente- contempla la contratación de privados de libertad como trabajadores remunerados.

Además estudian la posibilidad de permitir que los casi 70 mil solicitantes de asilo puedan trabajar legalmente en el país y anunciaron que 200 militares se encargarían de conducir cisternas desde los llenaderos hasta las estaciones de servicio del país para aliviar el desabastecimiento que atraviesan.

El comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela señaló en su programa Desde Donde Sea que “no cabe la menor duda de que está desesperado el Reino Unido en estos momentos” y calificó de pírrico el anuncio de los 200 militares para paliar la crisis.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook