Este martes 12 de octubre el fiscal general de la República, Tarek William Saab, declaró que mientras el Gobierno de Colombia recibe recursos para “apoyar” a migrantes venezolanos  ubicados en ese país, “los connacionales son perseguidos, maltratados, acosados, ejecutados extrajudicialmente, torturados y desaparecidos”.

El también abogado explicó durante un encuentro con la prensa que un estudio elaborado por agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) concluyó que un 69,5% de los venezolanos consultados en territorio neogranadinos fueron “notificados del desalojo de sus hogares durante la pandemia” por la COVID-19.

En este línea, el funcionario cuestionó dicha medida: “A quién se le ocurre en plena crisis mundial, venir a intentar desalojar a unas personas que están allí por razones ajenas total a ese pueblo, como consecuencia del bloqueo, de las sanciones, persecución, propaganda”, que persuadieron a  muchos venezolanos para dejar su tierra e irse a otros lugares para ser “explotados o asesinados en esas naciones dicen ser ‘hermanas’ de Venezuela”.

En contraste, el fiscal precisó que Venezuela ha abierto las puertas y “recibido históricamente durante décadas una población colombiana con grandes aumentos en la migración particularmente en los años 70 y 80 por razones económicas”.

Asimismo, “la llegada masiva de refugiados en los años 90”, debido a la violencia que se ha vivido en Colombia por largos años y que en la actualidad persiste.

“Hasta este día se reciben colombianos para salvar su vida en Venezuela”, resaltó.

Las declaraciones de Saab fueron ofrecidas a propósito del caso que ha estremecido a la comunidad nacional e internacional sobre el asesinato contra un niño y un adolescente venezolanos que ocurrió el 9 de octubre en el municipio de Tibú, departamento del Norte de Santander.

Los menores fueron retenidos tras ser acusados de hurto a un almacén. En el marco de la detención los jóvenes fueron grabados atados y se observa a un hombre de la comunidad manifestando que los jóvenes serían entregados a la Policía para que no aparecieran muertos en la vía”, detalló el fiscal previamente. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook