La reina británica Isabel II rechazó el premio ‘Oldie of the Year’ —Viejito del Año, en español—. El galardón se concede a las personas mayores en celebración de sus logros y notoriedad.

El premio es otorgado todos los años por The Oldie, una revista mensual británica para personas mayores fundada en 1992. La publicación, según su web, es «una alternativa alegre a una prensa obsesionada con la juventud y las celebridades».

El secretario privado adjunto de la monarca de 95 años, Tom Laing-Baker, explicó en una carta al autor del premio, Gyles Brandreth, las razones detrás de la negativa de Isabel II.

«Su Majestad cree que una persona es tan vieja como se siente, por esta razón, la reina no cree que cumpla con los criterios relevantes para poder aceptar [el premio]», escribió el secretario real.

En la misiva, enviada «con los mejores deseos de Su Majestad», se detalló que la monarca esperaba que el galardón encontrara «un destinatario más digno».

Si bien la revista no logró premiar a la monarca, la ceremonia de entrega del Oldie of the Year, contó con el apoyo de otro prominente miembro de la realeza: Camila, la esposa del príncipe Carlos.

Además de participar en la entrega del galardón, la duquesa de Cornualles también estuvo presente en el almuerzo anual de la revista para celebrar los logros de las generaciones mayores y de los viejitos que hicieron una contribución especial a la vida pública.

(Sputnik)

Comentarios Facebook