El París Saint Germain está viviendo un escándalo que amenaza con seguir creciendo, por la presunta agresión ordenada por una futbolista contra una compañera de equipo, que ya motivó su detención por parte de la policía. El caso que conmociona al fútbol femenino francés involucra a Aminata Diallo, que este miércoles quedó bajo custodia policial, acusada de ser responsable del ataque que sufrió hace una semana Kheira Hamraoui, otra integrante del conjunto de la capital francesa.

«El París Saint-Germain se da por enterado de la detención esta mañana de Aminata Diallo por la policía judicial de Versalles en el marco del procedimiento abierto después de una agresión el jueves pasado por la noche contra jugadoras del club», indicó en un comunicado el club francés, donde militan los argentinos Lionel Messi, Leandro Paredes, Mauro Icardi y Ángel Di María.

«Paris Saint-Germain condena enérgicamente la violencia cometida. Desde la tarde del jueves 4 de noviembre, el Club ha tomado todas las medidas necesarias para garantizar la salud, el bienestar y la seguridad de sus jugadoras. PSG está trabajando con la policía judical de Versailles para arrojar luz sobre los hechos. El Club está atento a la marcha del procedimiento y estudiará el seguimiento que se le dé», completó el PSG en su comunicado.

De esta forma, el club parisino oficializó una noticia que había adelantado el diario deportivo L’Equipe, que detalló los pormenores de la investigación. El jueves pasado, el PSG organizó una cena de la que participaron las jugadoras del plantel profesional. Al concluir la reunión, Hamraoui se retiró junto con Diallo. Cuando la exjugadora del Barcelona se estaba bajando del vehículo de su compañera, fue abordada por dos hombres encapuchados, que la sacaron del auto y la agredieron con una barra de hierro. Por ese motivo, Hamraoui debió ser hospitalizada, recibió varios puntos de sutura en los brazos y piernas, y no pudo estar presente en la goleada 4-0 del martes ante el Real Madrid por la Liga de Campeones. Por el contrario, Diallo fue titular como mediocampista central.

De acuerdo a lo publicado por L’Equipe, Aminata Diallo fue detenida y puesta en custodia policial durante la mañana del miércoles, ya que la investigación apunta a que «se está explorando una pista relacionada con Aminata». La especulación indica que las posibles causas del ataque sería una rivalidad interna, ya que ambas jugadoras compiten en posiciones similares tanto en el PSG como en la selección francesa.

El antecedente Harding-Kerrigan

Lo ocurrido con las dos futbolistas francesas lleva inmediatamente a la memoria lo sucedido en enero de 1994 con las patinadoras estadounidenses Tonya Harding y Nancy Kerrigan, un caso que conmocionó al mundo y llevó la historia hasta el cine, tanto a nivel documental como ficcional. En aquel momento, Harding y Kerrigan eran compañeras en el equipo de patinaje sobre hielo de Estados Unidos, pero a la vez eran fuertes competidoras para una plaza en los Juegos Olímpicos de Invierno de Lillehammer.

Durante la disputa del Campeonato Nacional en Detroit, Kerrigan fue atacada en una de sus piernas con un bastón policial en un centro comercial por un desconocido, Shane Stant, que fue detenido y luego se comprobó que había sido contratado por Jeff Gillooly, el marido de Harding. A pesar de las lesiones sufridas en el ataque, Kerrigan se recuperó a tiempo para ganar la medalla plateada en los Juegos noruegos, mientras que Harding fue condenada a tres años de libertad condicional, se le ordenó realizar 500 horas de servicio comunitario y obligada a pagar una multa de más de 150.000 dólares, más allá de siempre negó su participación en la organización del ataque.

(Página 12)

Comentarios Facebook