fbpx
jueves, 30 / 05 / 2024

Historia de por qué la oposición perdió las megaelecciones: Madelein García con Pérez Pirela

Publicado el

La ruta que llevó al país hasta las elecciones regionales y municipales del pasado domingo ha sido tortuosa e intensa, y es necesario revisarla para entender cabalmente lo que ocurrió en esta última jornada democrática.

En su primera emisión después del 21-N, el programa Desde donde sea, que modera el filósofo y comunicador político Miguel Ángel Pérez Pirela, contó con la participación de la reconocida periodista Madelein García, quien resumió el camino recorrido desde 2013, tras el fallecimiento del comandante Hugo Chávez, rememorando una serie de eventos de los que ella ha sido testigo, como reportera.

Fue el primer Desde donde sea que se origina en la nueva sede de LaIguana.TV en Caracas.

El análisis comenzó con la caricatura de Iván Lira, una ironía gráfica sobre el resultado electoral. En ella se aprecia el Tío Sam dando una versión completamente alejada de la realidad, al decir: “Ganó Guaidó”.

Resultados generales

Pérez Pirela ofreció los datos  fundamentales de la cita electoral del domingo 21 de noviembre, cuando Venezuela se volcó nuevamente a las urnas para elegir autoridades regionales y locales. En total, se eligieron 23 gobernadores, 335 alcaldes, 253 legisladores estadales y 2.471 concejales. 

Pasada la medianoche, el Consejo Nacional Electoral (CNE) ofreció el primer boletín con los resultados correspondientes a las 23 gobernaciones y la alcaldía de la ciudad capital, Caracas, habiéndose completado la transmisión del 90,12% de las actas de votación. 

En LaIguana.TV se publicó una nota con el primer boletín oficial: resultados estado por estado con todos los votos y porcentajes. En ella se señala que el resultado fue categórico: la coalición liderada por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se impuso en 18 estados y en la Alcaldía de Caracas, mientras organizaciones de la oposición lo hicieron en tres entidades. Para el momento restaban por definir dos gobernaciones. 

Tras el pronunciamiento del Poder Electoral, el presidente Nicolás Maduro se dirigió al país en un mensaje en el que felicitó a todos los que participaron de los comicios y exhortó a los recién electos gobernadores de oposición de Zulia, Nueva Esparta y Cojedes a trabajar en conjunto en pro del país. 

Puso al aire el video en el cual el jefe del Estado dio sus congratulaciones a todos los candidatos y candidatas, partidos y movimientos políticos que participaron, y a todos los gobernadores, gobernadoras, alcaldes y alcaldesas que han resultado electos, a quienes invitó a trabajar en conjunto.

El lunes, el Consejo Nacional Electoral difundió el segundo boletín, en el que se agregó información relacionada con las 335 alcaldías, así como las tendencias generales observadas hasta el momento. 

El portal periodístico también detalló cuántas alcaldías ganó el chavismo y cuántas la oposición y señaló que faltaban 13 por definir. De acuerdo con el segundo boletín de las elecciones regionales y municipales celebradas este domingo 21 de noviembre, 322 de los 335 cargos a alcaldesas y alcaldes ya eran adjudicables. 

Como ocurrió en el caso de las gobernaciones, la coalición gobernante consiguió la mayoría (205) de los cargos en disputa. 

Puso al aire el video con declaraciones del presidente del CNE, Pedro Calzadilla, en el que precisa que, además de la cifra mencionada para el Gran Polo Patriótico, 59 alcaldías fueron adjudicadas a la MUD, 37 a la Alianza Democrática y 21 a otros partidos y alianzas. 

Además, se destaca que el gobernante PSUV se alzó con las alcaldías de 10 de los 11 principales centros urbanos del país, quedando fuera de la lista la ciudad de Maracaibo, en el estado Zulia, que será gobernada por Rafael Ramírez. 

La accidentada ruta al 21-N

Pérez Pirela inició la conversación con Madelein García, a quien caracterizó como una de las mejores periodistas de Venezuela y de Latinoamérica, por su trabajo desde la calle, desde los escenarios donde han ocurrido los hechos. Le preguntó cuál es su balance de unas elecciones realizadas en medio de un bloqueo, sanciones, acoso mediático, y con oposiciones que antes boicotearon y acosaron a todo aquel que participó en anteriores comicios y esta vez estaban en la liza por cargos regionales y locales.

“Lo primero es que se caen todos los mitos y las narrativas construidas durante tanto tiempo. Venezuela se presenta como una extraña dictadura en la que ellos han podido participar siempre, pero que han preferido el camino de la violencia. Desde que el presidente Chávez ganó la Presidencia, apenas dos años después ya le dieron un golpe de Estado y así siguieron hasta 2019 cuando autoproclamaron a un supuesto presidente para hacerse con el control de importantes activos del país en el exterior. Con el dinero de todos fue que desestabilizaron. No es retórica ni parcialidad política, sino hechos objetivos contados rigurosamente”, expresó García. 

Inició una retrospectiva de los eventos ocurridos en todo este trayecto. “En 2014 comienza una nueva fase de la agresión: el experimento de las guarimbas, aplicando el manual de Gene Sharp, ya usado en otros países para las revoluciones de colores. Leopoldo López dirigió la violencia que costó vidas y daños materiales, y luego se entregó para sostener el discurso de la existencia de presos políticos.  La supuesta violación a los derechos humanos fue el argumento para la firma del decreto de Obama, calificando a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria para una potencia como EE.UU”. 

“En 2015 ganó la oposición las elecciones parlamentarias bajo la promesa de la última cola. La idea era mantenerse en la ruta del voto, pero otros sectores se separaron pronto de ella y ya en 2016 vimos al nuevo presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, diciendo que su primer objetivo era sacar del poder a Nicolás Maduro. En 2017 arrancó la segunda fase de guarimbas, a la que todos se sumaron, y en la que se contrató a muchachos, algunos de ellos menores de edad, para formar células terroristas”, prosiguió la periodista. 

En la cobertura para Telesur, ella tuvo acceso directo a algunos manifestantes quienes le contaron la forma como fueron captados o contratados, los estimulantes que les suministraron y los planes que trataron de ejecutar. Recordó el caso de uno de ellos, un adolescente de 17 años, quien se tornó tan violento que su propio padre terminó por entregarlo al SEBIN. 

“Luego vino el diálogo. Todo lo que pedían los opositores se les concedía, pero aun así no llegaron a un acuerdo. A principios de 2018, en República Dominicana, cuando ya todo estaba listo, se negaron a firmar. José Luis Rodríguez Zapatero no lo podía creer. ‘Eso no es de políticos, los políticos deben tener palaba’, decía. La cara de ese señor no era normal. Lo que pasó fue que recibieron una llamadita y le dijeron que no podían continuar –continuó García su recuento-. El gobierno se sentó entonces con otros sectores opositores, que ahora forman la Alianza Democrática. Se convocaron las elecciones presidenciales, sin participación del G4. Cuando se vio perdido, Henri Falcón denunció fraude, se sumó a la misma narrativa de siempre. El presidente fue reelecto y no pasaron tres meses para que intentaran asesinarlo con los drones”. 

Pérez Pirela resaltó que, en ese intento, diseñado a la usanza del paramilitarismo colombiano, “se iban a llevar en los cachos a toda la institucionalidad de la República y el alto mando militar, iban a sumir al país en el caos”.

La reportera invitada pasó entonces a 2019, cuando vino la nueva etapa, con la autoproclamación de Juan Guaidó y la puesta en marcha de más sanciones, apoyadas por la llamada comunidad internacional para hacer sufrir al pueblo. “Tengo fuentes que estaban entonces con Guaidó y ya se separaron. Me han dicho que a él lo llamó el propio Donald Trump. Le dio ánimos y por eso salieron como locos a autojuramentarse. Una interpretación de una norma constitucional acerca de un supuesto vacío de poder fue el argumento de la Unión Europea para desconocer a Maduro y reconocer a Guaidó”.

García y Pérez Pirela comentaron acerca de las grandes presiones que recibieron en esos días los militares patriotas, a quienes les ofrecieron de todo para que se unieran a la ficción del gobierno encargado y, con ello hicieran un frente común con el paramilitarismo colombiano, los marines y mercenarios estadounidenses y los militares colombianos, en contra de su propio país.

“Esos fueron días de odio total a través de redes sociales. Se quiso aplicar el mismo esquema de Libia. Así fue como montaron los sucesos del 23 de febrero, día previsto para el ingreso de la ayuda humanitaria. Guaidó le hizo creer a EE.UU. que muchos militares se iban a sumar a la rebelión.  Se inventaron un concierto para crear las condiciones previas y forzar la entrada de la ayuda humanitaria. La industria cultural en pleno, muchos artistas famosos pusieron su imagen para supuestamente recaudar dinero para los pobres venezolanos que se estaban muriendo de hambre”.

Precisó que el concierto de Cúcuta fue financiado por el multimillonario Richard Branson, que nunca antes se había ocupado de Venezuela, pero que seguramente está interesado en ponerle la mano a alguno de nuestros minerales estratégicos. “Se fueron a rumbear Freddy Superlano y su primo y terminaron mal. Marco Rubio quiso tapar lo ocurrido diciendo que el gobierno los había envenenado. Se habían emborrachado y drogado con dinero de la ayuda humanitaria. Empresarios uribistas dijeron que nunca habían visto correr tanta droga y prostitutas en Cúcuta. Al opositor Lorent Saleh lo sacaron de una discoteca por violencia contra una mujer y armó un escándalo. La policía tuvo que liberarlo porque recibieron órdenes del alto gobierno colombiano”. 

Subrayó la periodista que este es uno de los detalles a tener en cuenta en el análisis del 21-N: en las elecciones participaron, sin ninguna limitación, personas de la oposición que estuvieron incursas en actos violentos y en episodios vergonzosos de corrupción.

Pérez Pirela agregó que varios de los candidatos a alcaldías y gobernaciones llamaron antes a la invasión del país, al magnicidio, se confabularon para el robo de la empresa nacional Monómeros. Entre ellos destacan Manuel Rosales, Freddy Superlano y José Manuel Olivares. 

García abundó en datos que solo alguien que estuvo en el lugar de los acontecimientos puede tener. Explicó que el 23 de febrero de 2019 respondía a un plan claro para ingresar a la fuerza al territorio venezolano, a través de alguno de los pasos fronterizos binacionales como los puentes Simón Bolívar, Tienditas y el que está en La Fría.

Ante una pregunta de Pérez Pirela, contó uno de los episodios más riesgosos de su vida periodística, cuando casi es atropellada por una de tanqueta de la Guardia Nacional Bolivariana, conducida por desertores. 

“Tuve la suerte de estar mirando hacia Venezuela y vi venir la tanqueta, que era tripulada por guardias que estaban involucrados en ese intento de invasión. Del lado colombiano estaban Villca Fernández y José Manuel Olivares, que los estaban esperando. Olivares es el mismo que este domingo se presentó como candidato a la gobernación de La Guaira”, acotó.

Pérez Pirela, por su lado, recordó que en días previos a esos eventos se encontró en una emisora radial con Stalin González, que era pieza del “gobierno” de Guaidó, quien le aseguró que “la ayuda va a entrar porque va a entrar”. Estaban seguros de que, con el apoyo de Estados Unidos, Colombia y varios países más, se iba a concretar la invasión.

Para García, el ingreso de las tanquetas de la GNB guiadas por desertores era el falso positivo para generar una confrontación bélica. “Si no hubiesen estado allí las vallas que colocó el Gobierno venezolano, esas tanquetas habrían entrado a Colombia y habría generado una respuesta militar”. 

Entre risas, narró la anécdota más célebre de ese día, cuando quisieron quitarle el teléfono con el que estaba grabando y ella reaccionó como una fiera y lanzó una aguerrida mentada de madre.

“La orden era quemar la ayuda humanitaria para que ese fuera el argumento de EE.UU. a la hora de activar operaciones contra Venezuela en la ONU. Pasaron a esa fase luego de que no se produjo la supuesta deserción en masa de militares. Según me contaron mis fuentes, Duque peleó con Guaidó porque había creado falsas expectativas al respecto.  Léster Toledo hasta se puso a discutir con Duque y fue sacado por la guardia presidencial.  Años después pude confirmar este dato a través de una persona detenida por la Operación Gedeón: la orden fue quemar la ayuda humanitaria, que, de paso no lo era. Cuando grabamos los restos de las gandolas quemadas comprobamos que no era ayuda humanitaria. Eran material para las guarimbas”.  

Continuando con su recorrido, García dijo que dos meses después se produjo el intento de golpe de Estado que solo sirvió para liberar a Leopoldo López de su casa por cárcel. “Llevaron a militares a La Carlota, algunos bajo engaño y otros no. Uno de los entrevistados nuestros dentro de la base aérea estuvo luego involucrado en la Operación Gedeón. Si no hubiésemos entrado a La Carlota, todo el mundo habría pensado que estaba tomada, como decían los golpistas con el respaldo de los medios”. 

“Luego de ese fracaso vino el ataque al sistema eléctrico nacional, otro intento de doblegar al país por medio del sufrimiento”, agregó.

A partir de los sucesos del 30 de abril (La Carlota), se fracciona la oposición. “Una parte se distanció de Guaidó. Se produjo lo que se llamó la Rebelión de las Regiones, un movimiento de diputados que ya no querían seguir respaldándolo. Comienza una nueva fase del diálogo con miras a las elecciones parlamentarias de 2020. Comenzaron a lavarse las heridas, a escucharse entre sí el gobierno y esa parte de la oposición”, dijo García. 

En enero de 2020, Guaidó quiso imponer su reelección como presidente de la AN, pero fracasó. Fue el día de la famosa escena del diputado saltando la cerca del Palacio Federal Legislativo.  “Pudo entrar por la puerta, pero se subió a la reja para las fotos internacionales. Pretendía ingresar a un grupo de diputados suplentes para que votaran por él, pero no era posible porque en el hemiciclo estaban los diputados principales –explicó-. Resultó electo Luis Parra. Recuerdo cómo lo corretearon e insultaron Guaidó y sus aliados por el Palacio, fue un show vergonzoso”.

En el concepto de García, las elecciones parlamentarias de 2020 reinstitucionalizaron el Poder Legislativo, dieron comienzo a una nueva fase. “Hay una minoría con la que se negocia para nombrar a los nuevos rectores del Poder Electoral. Antes no querían nombrar rectores para así deslegitimar al Poder Electoral. Enrique Márquez, que formó parte de esta trama de violencia y sanciones, y Roberto Picón, que fue jefe de comando de campaña opositor, son ahora rectores del CNE. Esto permitió la participación de otros sectores de la oposición. La verdad es que Guaidó es insostenible, ha resultdo un laberinto para Europa. EE.UU. mismo debería abandonarlo, pero no lo hace por arrogancia”. 

Informe de la UE

Ya en la actualidad, García criticó el informe preliminar de la Unión Europea cuando habla de que se limitaron los derechos de los políticos inhabilitados. “Por el contrario, en el diálogo en México se acordó la participación incluso de candidatos que habían sido parte de la violencia y que pudieron así retomar la vía democrática. A pesar de esto, la UE habla de inhabilitaciones políticas arbitrarias. Si esto no es una injerencia, alguien me puede decir qué es. Yo les he preguntado en estos días a los observadores de la UE cómo es que reconocen a Guaidó y, al mismo tiempo, al CNE que fue nombrado por la Asamblea Nacional nueva”.

Presentó un video de momentos después de la rueda de prensa de la Misión de Observación Electoral de la UE en la que se quedó abierto el micrófono. El jefe de la Delegación del Parlamento Europeo, Jordi Cañas y otras personas, se deshacen en elogios con la jefa del grupo, como si se trata de una obra de teatro. “Has quedado perfecta”, le dijeron. 

“Ellos se proclaman legitimadores de las elecciones en otros países”, comentó Pérez Pirela.

El Equipo de Producción puso al aire otro video, tomado de Operación Venezuela, una serie de nueve capítulos dirigida por García, que puede verse en Youtube. En el fragmento, se observa a Freddy Superlano en escenas de la noche fatal para su primo, y luego, tratando de justificar lo ocurrido diciendo que era algo normal tener un rato de celebración pues aquel había sido un día de euforia para el país. “No somos extraterrestres”, expresó. 

Superlano fue en esta oportunidad candidato a la gobernación de Barinas, el estado que es cuna simbólica del chavismo, pues allí nació el comandante Hugo Chávez. 

García también cuestionó las declaraciones de la vocera de la UE en el punto en que afirmó que el actual proceso ofreció más garantías que los anteriores. “Si tenían quince años sin venir, ¿cómo saben que este proceso tuvo más garantías que los anteriores?”, les pregunté.

Puntualizó que la presidenta de la misión presenció la agresión entre candidatos opositores en Bolívar, pero desestimó su importancia diciendo que era algo normal en procesos electorales polarizados.

Otro caso que demuestra la escasa base de la afirmación de la UE sobre restricción de derechos políticos es el de Manuel Rosales quien pudo ser candidato y ganar a pesar de ser acusado de corrupción, con un verdadero prontuario de sus tiempos anteriores de gobernador de Zulia.

Pérez Pirela quiso resaltar, para el público extranjero, que Zulia es el estado más importante electoralmente, además de ser petrolero y fronterizo. 

Chavismo ganó 10 de las 11 alcaldías más importantes del país 

En la revisión de los datos arrojados por la jornada electoral, señalaron también que el Gran Polo Patriótico obtuvo victorias en 10 alcaldías más importantes electoralmente del país, casi todas ellas capitales de Estado.

  • En el municipio Libertador de Caracas ganó Carmen Meléndez.
  • En el municipio Guaicaipuro (Los Teques, Miranda) fue proclamado ganador Farith Fraija.
  • En Valencia (Carabobo), la victoria fue para el candidato Julio Fuenmayor.
  • En el municipio Iribarren (Barquisimeto, Lara), el ganador fue Luis Reyes.
  • En el municipio Girardot (Maracay, Aragua) logró imponerse el candidato Rafael Morales.
  • En Ciudad Guayana (Bolívar) el alcalde será Tito Oviedo.
  • En Barcelona (Anzoátegui) la ganadora fue la candidata Sugey Herrera.
  • En San Cristóbal (Táchira) el ganador fue Silfredo Zambrano.
  • En Maturín (Monagas) resultó ganadora Ana Freites.
  • En Barinas (Barinas) el ganador fue el candidato Rafael Paredes.

Al mediodía del martes aún no se habían adjudicado las gobernaciones de los estados Barinas y Apure, pues la diferencia entre los principales contendores es estrecha, si bien León Arismendi, rector suplente del CNE, aseguró que se anunciarían los resultados durante el día. 

Los resultados en detalle

Aunque es innegable que el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela se alzó con la mayor parte de los cargos en disputa e incluso conquistó importantes plazas electorales, lo cierto es que la participación global apenas superó el 42%. 

Héctor Díaz Polanco, académico mexicano que acudió como veedor internacional, consideró que se registró una tasa de participación “magnífica”, si se consideran los estándares internacionales. 

Una vez conocido el segundo boletín, en el que previsiblemente se anunció una cifra de participación ligeramente mayor, Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional, defendió el resultado asegurando que 8,9 millones de venezolanos ejercieron su derecho al sufragio y son esos los únicos votos que pueden contarse.

De otra parte, el dirigente socialista también destacó que sectores de todo el espectro político pudieron presentar candidatos y competir por los cargos, contaron con testigos electorales y participaron en las distintas auditorías realizadas por el CNE, sin que se reportaran incidencias. 

Aunque los alegatos de Rodríguez y otros expertos electorales sean ciertos, la participación osciló entre 54,17% (Cojedes) y 36,32% (alcaldía de Caracas). Otras entidades que registraron una participación relativamente más baja que el promedio fueron Bolívar (36,44%), Aragua (36,60%) y Carabobo (36,67%). 

En los resultados regionales, también destaca la pérdida de espacios de la así llamada Mesa de la Unidad Democrática, pues todos los alcaldes que resultaron electos por esa tarjeta en 2017 perdieron por una combinación de factores, incluyendo la imposibilidad de la oposición de derecha de presentar candidaturas únicas. 

Esto es particularmente cierto en el caso de la todavía gobernadora tachirense Laidy Gómez, perteneciente a las filas del opositor partido Acción Democrática, pero crítica acérrima de las sanciones y del “interinato” de Juan Guaidó. 

En el caso de Antonio Barreto Sira (Anzoátegui), Alfredo Díaz (Nueva Esparta) y Ramón Guevara (Mérida), su pobre desempeño los relegó a un tercer lugar. 

Cuando se acerca un poco más la lupa, se aprecian otros datos interesantes. Por ejemplo, el portal de periodismo de datos abiertos La Tabla reseña que solamente en cinco de las 23 gobernaciones los candidatos alcanzaron la victoria con más del 50% de los votos, nueve más cosecharon entre 45% y 49% de los sufragios y siete más se impusieron con menos de 45%. 

Globalmente consideradas las cifras, la más votada fue la actual gobernadora de Delta Amacuro, Lizeta Hernández (60,55%), mientras que el menos votado fue Miguel Rodríguez, candidato del PSUV en Amazonas (40,23%).

Las razones 

Pérez Pirela preguntó a García ¿por qué después de todo ese proceso que hemos vivido, y que ella describió a grandes rasgos, tenemos un mapa rojo-rojito?

“Porque la gente es demasiado arrecha –contestó-. La gente está convencida de lo que aquí ha sucedido. Para que Rosales ganara en Zulia, el pueblo de ese estado ha tenido que sufrir lo indecible. La asfixia de la gente los llevó a votar por otra opción. Para cambiar voluntades tuvieron que recurrir a la violencia. Sin embargo, hubo una gran votación para el chavismo. La gente no olvida. El chavismo tiene una organización increíble. En Zulia hubo prácticas paramilitares”. 

Comparación de cifras 

En el tramo final del programa, que se extendió por más de dos horas y media, Pérez Pirela hizo una comparación entre los logros de la oposición en procesos regionales y locales anteriores y los del 21-N.

Expuso que hubo un incremento sustancial, pues en 2017 (con boicot ordenado por EE.UU.) solamente obtuvo 29 alcaldías, incluyendo a dos ganadas por independientes. 

Al ofrecer el segundo boletín, Pedro Calzadilla detalló que, de los 335 cargos a alcaldes y alcaldesas, 322 ya son adjudicables: 205 al Gran Polo Patriótico (GPP), 59 a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), 37 a Acción Democrática (AD) y 21 a otros partidos. 

Si se enfatiza solo en lo obtenido por la MUD, los resultados relativos a gobiernos locales quedarían como sigue: 2021 (59), 2017 (26), 2013 (76) y 2008 (56), de donde se deduce que la oposición de derecha consiguió en esta oportunidad su mejor resultado histórico en este ámbito de los últimos 13 años. 

“Eso demuestra que cuando se organizan y participan, tienen resultados electorales, pero el negocio para ellos no es gobernar sino ser opositores y vivir del aprovechamiento del dinero que obtienen haciéndose pasar por demócratas perseguidos –comentó García-. Por ejemplo, Superlano se robó el sello de la Comisión de Contraloría, de la que fue presidente, para extorsionar a los empresarios con la amenaza de las sanciones de la OFAC”.

Al finalizar el programa, Pérez Pirela agradeció la presencia de Madelein García, a quien calificó como “una periodista venezolana paradigmática a carta cabal” y dijo que “necesitamos muchas Madelein”.

(LaIguana.TV)

Artículos relacionados

Continue to the category