En un informe publicado este martes 7 de diciembre, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos admitió haberse apoderado ilegalmente de la carga de cuatro buques con bandera iraní que transportaban gasolina pagada por Venezuela, así como haberla vendido y haber dispuesto de las ganancias.

«El Gobierno de Estados Unidos se apoderó de los productos derivados del petróleo iraní de cuatro petroleros de bandera extranjera en o alrededor del mar Arábigo mientras se dirigían a Venezuela», se lee en el documento, en el que la acción es presentada como un decomiso orientado a frenar el financiamiento del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, catalogada por Washington como «organización terrorista».

Para revestir de legalidad la venta de gasolina, que al momento de su incautación ilegal ya había sido adquirida por el Gobierno venezolano, la Casa Blanca precisa que la operación se realizó de conformidad con lo establecido en «una orden judicial».

A este respecto, en el informe se lee que «el 2 de julio de 2020, Estados Unidos también presentó una queja en el Distrito de Columbia buscando decomisar toda la carga de productos petrolíferos a bordo de cuatro petroleros de bandera extranjera. La denuncia alegaba que el petróleo se originó en Irán, y la venta de ese petróleo benefició al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, una entidad iraní sancionada. El 1 de octubre de 2021, el tribunal aceptó la moción del gobierno de sentencia en rebeldía y emitió una orden de decomiso».

La excusa esgrimida fue que «el tribunal determinó que Estados Unidos había alegado suficientemente que los productos derivados del petróleo constituían una fuente de influencia sobre el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica», en tanto esas mercancías son «fundamentales para promover las actividades del grupo terrorista».

A fines de septiembre de 2020, el presidente Nicolás Maduro denunció que Estados Unidos había «capturado» en las inmediaciones de Liberia, barcos que traían a Venezuela unos tres millones de barriles de gasolina, lo que agravó el abastecimiento de combustible en el país, causado en gran parte por las medidas coercitivas unilaterales impuestas por la Casa Blanca desde 2016.

«Fueron capturados, expropiados ilegalmente, por el Gobierno de Donald Trump y rematada la mercancía en el mercado externo, cuando había sido pagada por Venezuela con nuestros dólares, dólar detrás de dólar, la gasolina del pueblo«, aseguró el mandatario.

A inicios de enero y pocos días antes de su salida del gobierno, el entonces secretario de Estado, Mike Pompeo, reconoció que su país había incautado más de 40.000 millones de dólares en envíos de gasolina a Venezuela desde Irán.

Según dijo Pompeo, el dinero se destinó al «Fondo de Víctimas del Terrorismo, en lugar de a Maduro y representantes del terrorismo». Empero, en el informe del departamento de Justicia se indica que el monto de las operaciones ascendió a 26,6 millones de dólares –sin descontar los impuestos– y se matiza que el dinero «podría dirigirse, en su totalidad o en parte, al Fondo de Estados Unidos para Víctimas del Terrorismo Patrocinado por el Estado».

A pesar de esto, en el transcurso de 2021, Venezuela ha comenzado a levantar su golpeada industria petrolera. De acuerdo con un informe interno de Petróleos de Venezuela divulgado en los medios venezolanos a inicios de diciembre, se están produciendo 930.000 barriles diarios de crudo, una cifra que representa un incremento de casi el 100% con respecto a 2020, cuando la producción diaria promedió 590.000 barriles.

Sin embargo, aún no se alcanza la cota de 2019 –1,013 millones de barriles–, cuando ya el país estaba severamente afectado por las medidas coercitivas unilaterales con las que Washington apuntala su política de «cambio de régimen», si bien la tendencia es alcista.

Con respecto al abastecimiento de combustible, la situación marcha con altibajos, especialmente en el interior de Venezuela, donde persisten las colas para cargar gasolina subsidiada, sensiblemente más económica que la que se expende a precios internacionales.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook