#LoÚltimo
"Jóvenes, la Patria que les corresponde es esta, aquí y ahora": Presidente Maduro | "Casi me mata": Exnovio publicó videos porno de ella en internet para "vengarse" y así lo descubrió | “Me pidieron 3 mil dólares por un cateterismo”: Clínicas se ensañan contra pacientes (+Zulia) | 75% de los venezolanos está en desacuerdo con sanciones de EEUU para sacar a Maduro | Hoy comienza la campaña presidencial para los comicios del 20 de mayo | "Miles de $": Famosa actriz gringa es acusada de tráfico sexual y de reclutar a mujeres para secta | "Fue como si reventase un globo de agua": Hombre contó cómo vivió con el pene roto | Confidencial: Timoteo Zambrano está segregado de UNT y de la oposición por esta razón | Rechazaron asilo a Julio Borges en República Dominicana: Sepa por qué (+Colombia) | "Obsesionado por el sexo y me trataba como esclava": Exnovia de actor "Mini me" rompió el silencio | Foto: Precios hoy del bistec, molida, mechada, muslo, pollo picado, ala y pollo entero | ¿Fiestas para conocer venezolanos? Así son las rumbas que organizan en discoteca peruana (+Fotos) | ¿Deportados venezolanos de Trinidad y Tobago de manera irregular? ACNUR habló sobre el tema | ¿Qué hay detrás de la abstención? José Vicente denunció esto sobre "golpe y presidenciales" | Científicos descubren cómo rejuvenecer el corazón y los vasos sanguíneos | Lanzan moneda comunal El Zamorano en Cojedes: Conozca cómo funcionará | Hombre desnudo abrió fuego en una cafetería de Tennessee-EEUU: 4 muertos | Todos los detalles sobre la “Operación Dron” realizada por militares venezolanos en la frontera | Vea los goles de Messi e Iniesta que titularon al Barcelona en la Copa del Rey (+Récords) | Tierra de nadie: Así es la frontera entre Ecuador y Colombia | Diosdado: En tiempos de guerra el que llame atacar a Venezuela debe ser considerado enemigo | Lea las portadas de este domingo 22 de Abril de 2018 |
¿Cómo burlan control de cédula y colas? Revelan "estrategias" y vida diaria de bachaqueros
lunes, 28 de septiembre 2015
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

bachaqueo2809152.jpg

Una de las ponencias más llamativas y sorpresivas, ofrecidas recientemente por Venamcham en Caracas, fue la de Luis Maturén, directivo de la encuestadora Datos de Venezuela. El tema fue “¿Hay nuevos hábitos o patrones del consumo en Venezuela? La nueva conducta del bachaquero”.

 

Esta encuestadora realizó varios estudios de mercado, inclusive entrevistaron en profundidad a cinco bachaqueros. Maturén aclaró que “es el vivir un día en la vida de un bachaquero, que se levanta a las cuatro de la mañana y ver su dinámica, terminando al final con una entrevista de profundidad”.

 

En equipo


Lo primero que arrojó la encuesta y las entrevistas fue que a los “bachaqueros no les gusta que les digan bachaqueros, sino revendedores. Hay bachaqueros solitarios, pero son los que menos existen, porque este es un trabajo en equipo. Es un trabajo de inteligencia, porque se informan a través de llamadas o WhatsApp dónde hay productos en la zona que atacan ese día. Eso sí, no se venden productos entre ellos porque son competidores, pero sí se informan sobre dónde hay productos”.

 

Ese trabajo en “equipo” incluye guardar puestos en las colas porque saben que otro día a ellos también les permitirá “colearse”. Tienen modos de acción en común porque comparten el mismo fin: el adquirir productos regulados.

 

También trabajan en pareja, “ya que uno hace la cola y otro busca los productos. También hay grupos de cinco o seis personas, casi siempre familia, porque ya se dedicaron a esto, son profesionales prácticamente y, a veces, atacan distintas colas en el local o hasta en locales diferentes”.

 

Aparte del bachaquero señala este estudio que “está la figura del aguantador, que guarda la mercancía cerca del lugar donde el bachaquero seguirá comprando”.

 

En esas conversaciones, lograron descubrir que “también existen organizaciones que viven del bachaqueo. Cuando hablamos de organizaciones, podemos citar autobuses que van con 30 o 40 personas, a quienes les pagan por sueldo. Este transporte distribuye tres personas aquí, cuatro allá y los va moviendo, mientras guardan en el autobús la mercancía adquirida. Tienen esos grupo de personas que no solo compran, sino que también venden”.

 

¿Quiénes son?


Maturén sigue su análisis al señalar que “muchos eran los antiguos buhoneros, que tienen su punto de venta fijo y lo utilizan para vender esa mercancía regulada. Los otros que se dedican a este negocio son los desempleados. Otros son los que trabajan medio tiempo o tienen labores que pueden hacer con holgura, lo que les permite salir a comprar. Son los que compran y vuelven al trabajo, compran y vuelven al trabajo. Lo interesante es que sus ingresos en esta área son mayores que los de su trabajo. Y están los que venden en el supermercado, porque son los que están distribuyendo y también informan, llevándose grandes beneficios”.

 

Un análisis de mercado tiene estos bachaqueros, “porque trabajan de miércoles a domingo, porque saben que los supermercados no están muy abastecidos lunes y martes. Tienen sus días de descanso esos días”.

 


No hay obstáculos


El factor cédula no los amilana, “porque dependiendo del número de cédula, se mueven a las zonas del sureste de Caracas, como El Hatillo, Bello Monte. Salen de sus territorios para ir por toda Caracas buscando productos, pero sucede prácticamente el día que le toca la cédula entre semana, ya que existen más controles y no pueden comprar a la gente. Se organizan por día grupos según la cédula. Los otros días de la semana van a su zona, porque saben que pueden burlar más fácilmente los controles”.

 

Señala que el bachaqueo ha crecido tanto que tienen mucha gente que cobra: “Esos contactos en la caja registradora; los vigilantes, que los ayudan a saltar los controles y comprar varias veces más en un día. Otra forma de comprar primero es que los vigilantes los dejan pasar por puerta de atrás, pero tienes que darles algo. Está la cajera que te permite saltarte la captahuella o la cédula; y también pasar por la caja de empleados. Está el que te cuida el puesto. Y todos estos cobran”.

 

Uno se pregunta cómo guardan tantos productos, a lo que Maturén respondió: “Buscan gente de quioscos y estacionamientos a quienes pagan por guardar lo que compran. Para el transporte, si no eres contratado por una organización, tienes que tener tu taxista fijo que te va a buscar para llevar la mercancía”.

 

Las ventas se hacen mediante buhoneros que tienen su punto fijo; mientras otros venden en los trabajos: “Uno de los entrevistados dijo ‘que estoy haciendo un servicio público, porque les llevo la mercancía a su puesto de trabajo’. Siempre tratan de justificarse. Es tal el crecimiento en este aspecto, que quien le vende a una persona en una oficina, a las semanas les vende a casi todos. Hasta muchos les hacen listas de lo que necesitan. Evitan vender en sus casas, porque saben que la policía les puede caer, tal como le pasó a uno de los entrevistados; o les cobran por dejarlos vender. De ahí que no lo hacen”.

 

Costos y ganancias son analizados por estas personas. Uno de ellas le señaló “a la encuestadora que invertía 30 mil bolívares a la semana, lo que incluye mercancía, traslado, pago a muchas personas… ‘pero mi ingreso a la semana fue de 21 mil’. Todo es un comercio en donde todos los involucrados cobran”.

 

Lo irónico del asunto es que, según cuenta Maturén, muchos de esos bachaqueros “quieren que la situación se acabe” porque corren riesgos.

 

Era feliz y...


También esta encuestadora realizó una encuesta entre las amas de casa que van a comprar a supermercados u otros establecimientos, “para analizar todo lo referido al desabastecimiento y las colas. Imagínense que hace solamente 12 meses atrás yo podía probar nuevos productos; eso no existe hoy en día. Eran espacios para relajarse y las encuestadas dicen hoy en día ‘no lo sabía. Hace un año iba al mercado a relajarme, ahora comprar es una situación de mucha tensión’ Y solo pasó un año”.

 

También en dicho estudio, los encuestados consideraban “ir al mercado como un momento familiar” con sus hijas e hijos, pero “ahora no los llevan porque se vive un continuo estrés y maltrato”.

 

Cazar en pareja


Lo que antes se adquiría en una hora y media, ahora precisa un día de visitas a varios locales. “Además, ya no solo se compra el fin de semana sino que se debe pedir permiso en el trabajo para ir a comprar y casi siempre las parejas se encuentran para comprar juntos. Prácticamente a diario se está comprando”, apunta.

 

Ahora “se va en pareja, porque mientras uno está en la cola para pagar, el otro está buscando los productos. No se puede ir solo porque, si llenas el carrito de productos pero tienes que moverte, cuando regresas no los encuentras. Se roban dentro de los supermercados. Ahora se cazan en pareja los productos de primera necesidad”.

 

(CO)