#LoÚltimo
Venezuela rechazó informe sobre DDHH elaborado por EEUU (+Comunicado) | Barcelona le metió 5 goles al Sevilla y se tituló en la Copa del Rey | Países africanos conocieron todo sobre el sistema electoral en Venezuela | Murió Verne Troyer, conocido por su papel de Mini-Me: Tenía 49 años | Imagen de Chat: Mensajería gratuita, la competencia de whatsapp y creada por Google | En menos de 1 día subió Bs 300 mil: Así es el aumento desproporcionado de la carne (+Video) | Una tormenta magnética en la Tierra sorprendió a los científicos | Foto: 4 piezas de pollo ya son vendidas en Bs 1.450.000 | Las fantasías sexuales, los indígenas, sin vergüenza y sin culpa | Daniel Ortega: El diálogo es imprescindible para la paz (+Protestas) | Maduro: Estamos listos para resolver nuestras diferencias con Panamá | Por esto denuncian a Almagro cuando fue canciller | Video: El gran gesto de Salomón Rondón con fanático que le pidió la camiseta | EEUU usó fósforo blanco en pueblos de Irak y Siria (+Washington Post) | Unasur: Bolivia convoca a una reunión extraordinaria y niega abandono de países | La derecha nicaragüense se anima a guarimbear: nuevo intento del “golpe suave” | Estos son los primeros datos sobre las posibles causas de la muerte del DJ Avicii | Joaquin Sabina fue hospitalizado tras sufrir una trombosis en su pierna (+Madrid) | Operación Dron: Así lavaban los dólares entre concesionarios en Táchira | “Descarada”: Respuesta a Tintori porque todavía dice que GNB murió por desconocido durante guarimbas | ¿Armas químicas?: Así fue el montaje en redes sociales contra el gobierno de Nicaragua | Elecciones 20M: Partidos avalaron auditorías a cuadernos y máquinas de votación |
Proyecto de reforma de la ley del IVIC: Investigadores y personal administrativo le meten el pecho
viernes, 19 de diciembre 2014
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

ivic1912142.jpg

Un grupo de investigadores científicos, trabajadores y personal administrativo que labora en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) ha decidido expresar su apoyo al proyecto de reforma de la ley que actualmente discute la Asamblea Nacional para adecuarla a los avances registrados en los últimos años en materia legislativa sobre la producción de Educación, Ciencia, Tecnología e Información.


Saliendo al paso a las críticas y el debate, que califican de politizado, que ha surgido a partir del proyecto de ley, este grupo explicó en documento titulado Por la construcción colectiva del IVIC, los motivos por los cuales aseveran que es necesario debatir sobre la orientación y el futuro de la institución para ajustarla a las necesidades del país.

Según el texto, los investigadores y personal administrativo que laboran en el IVIC aseguran que es necesario reconocer que la ley vigente “resulta descontextualizada de la realidad político-social del país, debido a que fue redactada hace 55 años”.

A su juicio, este hecho exhorta “a la comunidad ivicense a reconocer la necesidad de adecuar nuestra ley al marco normativo vigente (Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, Ley del Plan de la Patria y Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación)” en un debate realizado internamente en la institución por sus trabajadores.

Entre las críticas que manifiesta el grupo ante la situación actual está el predominio de ciertas áreas de investigación científica en detrimento de la investigación de las ciencias sociales.

“Consideramos necesario el reconocimiento de las ciencias sociales como campo de estudio de la institución. Así como creemos en la necesidad del carácter multi y transdisciplinario de la práctica científica”, apunta el texto.

Adaptándose a los más recientes avances sobre la producción, generación y reproducción del conocimiento, los promotores del trabajo sostienen que “la ampliación del quehacer investigativo desde la práctica científica, tecnológica e innovadora” amerita el reconocimiento del diálogo de saberes, base conceptual rechazada por círculos científicos formales como la Academia Nacional de Ciencias Naturales y de universidades autónomas y privadas, bajo el pretexto de que este punto derriba la meritocracia del mundo científico.

Lejos de eso, los defensores de la reforma del IVIC plantean que el reconocimiento de los saberes y los aportes que pueden realizar sujetos distintos al mundo académico “son indispensables para la construcción de un país más inclusivo, justo y equitativo”.

Este concepto, acuñado por la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (Locti) promulgada en 2010, como “la pluridiversidad de sujetos en el quehacer científico, busca reivindicar y fortalecer la relevancia de todos los actores que intervienen en la organización del Poder Popular, en sus expresiones, incluyendo campos de tecnología e innovación popular.

“La investigación científica que se genere desde el IVIC debe tributar para la solución de problemas concretos de la sociedad y apuntar a la divulgación y socialización de esos conocimientos, y así contribuir al buen vivir y al desarrollo integral del país”, argumentan, desde el punto de vista académico, los trabajadores del Instituto.

Desde lo político, el grupo critica que la defensa del statu quo del mundo científico y académico es lo que sustenta una distribución desigual del conocimiento, raíz de la desigualdad social basada en lo que denominan “injusticia cognitiva”.

“La moderna sociedad capitalista se caracteriza por el hecho de favorecer prácticas en las que predomina el conocimiento científico y que el conocimiento científico no está socialmente distribuido de manera proporcionada”, explican, al justificar la necesidad de una lucha “por la justicia cognitiva” afirmada en la idea de una distribución más justa del conocimiento.

No obstante, advierten que este objetivo no se puede alcanzar sin reconocer que actualmente el trabajo científico también tiene un “carácter hegemónico y totalizante” en la ciencia moderna que “la incapacita “para reconocer formas alternativas de conocimiento e interconectar con ellas en función de la igualdad”.

Este punto está relacionado con la mercantilización del conocimiento científico, en los parámetros del registro de propiedad intelectual que realizan actualmente transnacionales en todas las áreas sensibles al desarrollo humano como la alimentación, la medicina, la economía y el aprovechamiento de los recursos naturales.

Finalmente, el grupo denuncia la politización que ha sufrido el proyecto de ley desde la aprobación del texto en su primera discusión, por sectores del mundo académico tradicional, lo que ha derivado en la persecución, hostigamiento y difamación” de quienes apoyan la reforma del IVIC.

“Hacemos un llamado a la corresponsabilidad en la construcción de un debate respetuoso de la pluralidad de opiniones, donde la diversidad sea una fortaleza y no el móvil que niegue el diálogo”, concluyen.

El documento fue firmado por los trabajadores e investigadores del IVIC: Anais Osio, Víctor Pineda, Beatriz López, Gladys Obelmejias, Paola Díaz, Meimalin Moreno, Elba Guerrero, Nuria Martin, Ana Felicien, Francisco Nava, Nelsaida Sánchez, Lenny Mar Rodríguez, Carlos Méndez, Tariana Salazar, María Auxiliadora Hinojosa, Noemi Chacón, José Vicente Montoya, Nina Nikonova, Francisco Ruiz, Luther Rodríguez, Ximena González, Estalina Báez Ramírez, Esquiza Omaña, Sergio Cobarrubia.

 

AN: Reforma busca socializar acceso al conocimiento

El pasado martes 18 de noviembre la Asamblea Nacional aprobó por unanimidad, en su primera discusión, el proyecto de reforma de la Ley del Instituto de Investigaciones Científicas (IVIC), que cuenta con cuarenta artículos, dos disposiciones transitorias y una disposición final.


El proyecto de ley fue presentado por el diputado Guido Ochoa, del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV-Mérida), quien indicó que todos los organismos deben abrirse “para acoger al pueblo venezolano” y a los conocimientos generados desde la innovación y tecnología popular.


Agregó que la Carta Magna aprobada en 1999, en su artículo 110, señala que “el Estado reconocerá el interés público, en la ciencia, en la tecnología y la innovación y sus aplicaciones a los servicios de información necesarios para hacer instrumento fundamentales para el desarrollo económico, social y político del país, así como para la seguridad y soberanía nacional”.


Ochoa indicó que el primer cambio que se realizará será en el nombre, pues de Instituto de Investigaciones Científicas (IVIC) pasará a llamarse Instituto Venezolano de Ciencia, Tecnología e Innovación (Ivecit), el cual será autónomo y adscrito a la Autoridad Nacional con competencia en materia de Ciencia, Tecnología, Innovación.


El proyecto de Reforma plantea que el Ivecit tendrá por objeto la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación, su socialización, democratización y divulgación, la formación de capacidades humanas, la prestación de servicios y asesorías, y la promoción de estas actividades de manera corresponsable con las comunidades.


“No es la ciencia para regodearse en ella, sino para ponerla al servicio del pueblo, de la liberación, de la soberanía de nuestro país. Esos son los elementos fundamentales de la transformación del Instituto Venezolano de Ciencia y Tecnología”, dijo Ochoa.


A partir de enero, el proyecto de ley será sometido a consulta popular en todo el país en jornadas de parlamentarismo de calle.

 

(Ciudad Ccs)




 
Eglee L. Zent