La variante de COVID ómicron apareció en 2021 y desde entonces ha acelerado los contagios debido a su alta transmisibilidad. Sobre los primeros síntomas de la enfermedad se ha dicho que puede ser fiebre y escurrimiento nasal. Sin embargo, autoridades sanitarias ya confirmaron cuáles son: dolor de garganta, tos y voz ronca. 

Según especialistas estadounidenses del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el primer síntoma es dolor de garganta. 

Al parecer, uno de los primeros síntomas en los que hay que fijarse es el cambio de voz, la afonía. Esta se vuelve más áspera y grave de lo normal, por lo que en ese instante es conveniente hacerse un test para confirmar que no se es positivo. 

En cambio, a pesar de la molestia en la garganta esta no suele llegar a presentar un dolor notable. Todo ello hace que la variante ómicron se parezca mucho y pueda confundirse con el resfriado común. 

Otros de los síntomas frecuentes que se han ido dando con la variación del coronavirus es la secreción nasal, cansancio elevado, dolor muscular, dolor de cabeza, fiebre o los sudores nocturnos. 

“La enorme mayoría tienen un cuadro clínico leve, con ronquera, algunos pueden tener fiebre, con tos seca, pero no con daño pulmonar que les haga llegar al hospital”, explicó un especialista en conferencia de prensa. 

Qué hacer si tengo síntomas de Covid 

En los casos que se tenga fiebre, es recomendable realizar una prueba diagnóstica de Covid para descartar que estamos ante el virus pandémico. Eso sí, si estás preocupado o sentís que tus síntomas no mejoran, se recomienda consultar a un especialista. Este te aconsejará tomar medidas, como el aislamiento, o te recetará algún medicamento más específico para llevar un tratamiento adecuado. 

Lo que está claro es que en cualquier caso deben seguir respetándose las pautas marcadas por las autoridades sanitarias: llevar mascarilla en todo momento, lavarse las mano frecuentemente y guardar la distancia interpersonal siempre que sea posible. 

Según los estudios y las manifestaciones de ómicron, todo parece indicar que esta variante provoca una enfermedad más leve comparada con anteriores cepas o incluso con la gripe. Eso sí, los síntomas se manifestarán con más o menos intensidad dependiendo de cada persona, por lo que se recomienda no bajar la guardia. Los síntomas más comunes son: 

Cansancio.

Dolor de cabeza.

Escurrimiento nasal y estornudos.

Sudoración nocturna.

Confusión mental.

Pérdida del apetito.

(Crónica) 

Comentarios Facebook