La Novena Cumbre de las Américas, celebrada durante esta semana en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos, habría sido una clara victoria para el presidente de la República, Nicolás Maduro, debido al apoyo que este recibió por parte de sus aliados en el continente tras la exclusión de Venezuela, Cuba y Nicaragua de la reunión, así como por la decisión de Washington de excluir de la misma al militante ultraderechista Juan Guaidó.

Así lo destaca la agencia internacional Associated Press (AP), mediante su artículo titulado «Biden sidelines Venezuela’s pro-democracy leader from summit» (Biden deja fuera de la cumbre al líder prodemocracia de Venezuela). En el texto se destaca que la llamada sostenida entre el presidente norteamericano Joe Biden y Guaidó fue solo «un intento de hacer control de daños» ante el hecho de que el «líder opositor» (ya el medio no lo califica como presidente interino) no fue invitado al encuentro.

«Pero como una señal de lo mucho que ha decaído su destino político, y de cuán rápido los cálculos geopolíticos de los Estados Unidos pueden cambiar, el dirigente de 38 años ni siquiera fue invitado a la Cumbre de las Américas que se celebra esta semana. Esto a pesar de la persistente promoción de la democracia, por parte de la administración de Biden, y del insistente reconocimiento de Guaidó como el presidente interino de Venezuela», señala el artículo escrito por los analistas Chris Megerian y Joshua Goodman.

«Mientras tanto, el hombre a quien Guaidó ha estado tratando de dejar parado, es decir, Nicolás Maduro, está obteniendo algo así como un regreso a la victoria», continúa la nota. Los analistas recalcan entonces lo manifestado por el vicepresidente de la Cumbre de las Américas, Eric Farnsworth, quien manifestó que lo ocurrido es «una clara victoria para Maduro».

«En lo que puede ser calificado como un intento de hacer control de daños, este miércoles Biden habló con Guaidó. Esta es la primera vez que los dos líderes se dirigen la palabra. Durante la llamada, la cual duró 17 minutos aproximadamente, Biden reiteró su apoyo hacia Guaidó, cuyo reclamo de la Presidencia se remonta a la época en la que encabezó la Asamblea Nacional electa en 2015″, prosigue el artículo.

El texto, a su vez, hace referencia a lo expresado previamente por el consejero de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Jake Sullivan, quien dijo que «la decisión de no invitar a ninguno de los integrantes del equipo de Guaidó y, por el contrario, incluir a activistas de la sociedad civil de Venezuela, fue una táctica para promover las negociaciones entre Maduro y sus oponentes, lo cual encaminaría las cosas hacia un mejor futuro para el pueblo de Venezuela».

La nota, además, hace referencia a la decisión del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador de no participar en la cumbre, debido a la exclusión de Venezuela, Cuba y Nicaragua. Un funcionario mexicano habría confirmado que otros líderes latinoamericanos y caribeños, como los de Bolivia, Grenada, Honduras y San Vicente y las Granadinas, habrían planeado hacer lo mismo. Entre las exigencias formuladas a EEUU destacaba la de excluir a Guaidó de la reunión.

Pero no habrían sido solo este tipo de presiones las que obligaron a Biden a no invitar a Guaidó. Los analistas recuerdan que, desde que que comenzó el conflicto entre Rusia y Ucrania, Estados Unidos ha decidido reevaluar su política con Venezuela, «nación que se erige como una de las mayores reservas de petróleo en el mundo, y cuya producción de crudo ha decaído debido a las sanciones norteamericanas».

La nota hace referencia al viaje hacia Caracas realizado en el mes de marzo por un grupo de funcionarios estadounidenses, encabezados por el director del Consejo de Seguridad Nacional de EEUU, Juan González. «En aquella oportunidad, al igual que ahora, Guaidó fue hecho a un lado, pues los oficiales de Estados Unidos no se reunieron con él durante los días que duró el viaje», resalta el texto.

«Mientras tanto, Guaidó continúa insistiendo en un cambio, aunque sus actos de calle son menos frecuentes y su apoyo popular ha disminuido desde que se lanzó al ruedo en 2019», concluye el artículo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook