Actualmente, las autoridades de los municipios tachirenses Bolívar y Pedro María Ureña, frente a la inminente reapertura de la frontera colombovenezolana, se han propuesto como meta mejorar la infraestructura local, así como recuperar todo lo referente a la vialidad y a los servicios públicos que hoy día se prestan en la entidad fronteriza, reseña Últimas Noticias.

Según explicaron, el objetivo es restablecer el parque industrial de ambos municipios, acondicionando y optimizando el contexto comercial del estado Táchira para ponerlo a la par de su socio neogranadino, para lo que el gobierno ha realizado constantes reuniones con las distintas cámaras y gremios nacionales orientadas a lograr una sincronización adecuada y oportuna.

En este sentido, durante la instalación del Estado Mayor Industrial, encabezado por el ministro de Industrias y Producción Nacional, Hipólito Abreu, el presidente de la Federación Venezolana de Cámaras de Comercio y Producción en el estado Táchira (Fedecámaras – Táchira), Maximiliano Vázquez, destacó la necesidad de que el Estado proporcione la ayuda necesaria para que los empresarios se adapten a este nuevo escenario.

«Es necesaria la adecuación tecnológica. Tenemos necesidades económicas para la compra de maquinarias e insumos, por lo que es necesario el financiamiento», señaló el empresario. Indicó que igualmente urge la eliminación de las denominadas trochas, hoy en día utilizadas para transportar mercancía entre Venezuela y Colombia.

«Urge rescatar el paso de mercancía por los puentes internacionales, ya que, por las trochas, como se viene dando en la actualidad, no es lo más sano ni rentable para ambas naciones», puntualizó.

Por su parte, la alcaldesa del municipio Bolívar, Sandra Sánchez, ha insistido en la necesidad de que las autoridades municipales trabajen de la mano con las comunidades organizadas. A este respecto destacó que es prioritario generar los cambios necesarios en la entidad frente a la próxima reapertura fronteriza, pues, debido al cierre, la movilidad económica se paralizó y se vio perjudicada.

«Es necesario hacer una frontera más próspera, productiva de lo hecho en Venezuela, de lo hecho en el Táchira, para así estar preparados para esta nueva época», opinó.

Aunado a lo anterior, el alcalde del municipio Pedro María Ureña, Jhon Carrillo, apuntó que lo más urgente es la reactivación del sector aduanero en la entidad. En su decir, este proporcionaría entre 700 y 800 empleos directos e indirectos y agregó que también es importante establecer el marco legal que regirá el intercambio de mercancía entre los dos países.

«La sola dinámica del intercambio comercial va a traer prosperidad a la frontera y, sumado al resguardo legal que requiere la actividad económica, sumará prosperidad y desarrollo para ambas naciones», aseveró el burgomaestre.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook