El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, declaró este martes que los ucranianos podrán utilizar armas proporcionadas por Washington para «recuperar» las zonas que celebraron referendos sobre su adhesión a Rusia.

«Dado que no hay ningún cambio en el territorio anexionado por los rusos, tanto para nosotros como para los ucranianos, estos seguirán haciendo lo necesario para recuperar el territorio que les ha sido arrebatado y nosotros seguiremos apoyándoles en ese esfuerzo», afirmó el funcionario en rueda de prensa, al término de una reunión con el ministro de Asuntos Exteriores indio, Subrahmanyam Jaishankar. Asimismo, agregó que el armamento enviado a Kiev «se ha utilizado de manera muy eficaz».

Paralelamente, Blinken señaló que Washington impondrá «costes adicionales severos y rápidos» a Moscú por «seguir adelante con las anexiones».

Aseguró también que el país norteamericano «nunca» reconocerá las cuatro regiones que se incorporarían a Rusia. Se trata de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk y de las regiones de Jersón y Zaporozhie, donde se celebraron referéndums de adhesión al país euroasiático entre los días 23 y 27 de septiembre.

Hasta el momento, la Administración Biden se ha abstenido de suministrar a los ucranianos sistemas de misiles tácticos como el ATACMS, que tienen un alcance de 190 millas (305 kilómetros). En cambio, les ha proporcionado HIMARS, cohetes guiados con un alcance de 48 millas (77 kilómetros). Los acuerdos sobre esas transferencias incluyen el compromiso de Ucrania de no utilizar tales armas para atacar territorio ruso.

Recientemente, Washington dio a conocer que ha trasladado alrededor de 47.000 toneladas de armas y equipo militar a Europa en el marco de su asistencia militar a Ucrania, incluidos los sistemas HIMARS.

(RT)

Comentarios Facebook