fbpx
#LoÚltimo
“Teteada Masiva” en Argentina: Mujeres le dieron su parao al abuso policial (+fotos)
Julio 24, 2016 - 68 Vistas
La Iguana Google Plus

cuadro-give.jpg

En numerosas plazas de Argentina miles de madres decidieron darles a sus hijos la tibia leche de sus pechos como expresión de rechazo al maltrato policial del que fue objeto una joven argentina cuando quiso alimentar a su bebé en una plaza.

 

El episodio había tenido lugar días atrás en la plaza principal de San Isidro, una de las localidades más pudientes de la periferia bonaerense, cuando la madre se sentó cerca del mástil de la plaza para darle pecho a su bebé de nueve meses.

 

En ese momento, la joven fue abordada por dos mujeres de la policía quienes llegaron dispuestas a dar por terminado el almuerzo del lactante. Según cuenta la madre, las oficiales le dijeron que era inconcebible mostrar el pecho frente al mastil de la bandera, por lo que quisieron arrestarla por el desopilante cargo de ofensa a la moralidad.

 

La joven al ver la acción de las dos mujeres policías y luego del episodio de violencia que vivió, contó lo que le había ocurrido en su cuenta de Facebook. El episodio se propagó de inmediato a través de las redes sociales, por lo que se organizó un Pique-Tetazo o Tetazo nacional para rechazar la acción policial.

 

Hasta hubo presentadoras televisivas que amamantaron a sus criaturas delante de las cámaras en solidaridad con la joven.

 

EN EL CORAZÓN DEL ‘PIQUE-TETAZO’

El corazón del ‘piquetetazo’ tuvo lugar en la plaza de San Isidro donde comenzó todo. “Estoy acá para defender el derechos de las madres a amamantar”, dijo una madre mientras su hijo se saciaba. La tarde del sábado se mostraba apacible, sin los efectos de la ola polar. Cerca de ella, otra madre replicaba el acto. “Vine porque es importante que se sepa la importancia de la lactancia materna y porque no tenemos que escondernos para hacerlo”, dijo. “Nos tocan a una y nos tocan a todas”, aseguró una tercera.

 

El alcalde de San Isidro, Gustavo Posse, tuvo que salir a pedir disculpas. Posse decidió además enviar a los policías a un taller sobre lactancia en el Hospital Materno Infantil de San Isidro. Pero el alcalde no pudo quedar al margen del escándalo.

 

Cientos, miles de mujeres y también muchos hombres acompañándolas, se pusieron en marcha para gestionar una respuesta masiva. No sólo a las dos desubicadas sino también a un gobierno que todos los días sorprende con sus acciones represivas, neoliberales, reaccionarias.

 

Con risas, juegos, fraternidad espontánea y hasta cantos, acompañaron el chupetear de los bebés y las definiciones de alto contenido humanístico de las madres defendiendo su derecho a amamantar para reivindicar la vida, contra los que quieren seguir imponiendo la oscuridad.

 

El Obelisco porteño fue testigo también de esta juntada revolucionaria a pura teta, en la que quedó claro que frente a cualquier tipo de agresión no hay que dudar en plantear la respuesta en la calle y de manera colectiva.

 

EN CADA PROVINCIA SE VIVIÓ EL TETAZO

El “Pique-Tetazo” o la “Teteada Masiva”, como se consideró desde las redes sociales, tuvo su epicentro en el mástil de San Isidro y también sus réplicas en otros puntos del país.

 

Se realizarón ”teteadas” en el Domo del Centenario de las ciudad chaqueña de Resistencia, en la céntrica Plaza Moreno de la ciudad de La Plata, en la ciudad de Córdoba en la ex plaza Vélez Sarsfield, frente al Patio Olmos;  y en Salta en la plazoleta IV Siglos, de la capital provincial.

 

Mujeres autoconvocadas de Neuquén hicieron su propia movilización en el Monumento al General San Martín al mismo tiempo que fueron conformadas manifestaciones en Mendoza, La Pampa y Rosario.

 

Organizaciones de Corrientes se sumaron con consignas de “repudio a la violencia institucional ante las madres que amantan en lugares públicos”.

 

La “Teteada masiva” también se realizó en Santa Rosa, La Pampa, ya que “es un tema de la sociedad civil no es médico ni científico”, manifestó Paula Rotundo, asesora en lactancia materna.

 

En Mendoza, la protesta se realizó en la esquina de San Martín y Garibaldi, en pleno kilómetro cero de esta capital. Romina Zapata, integrante de la organización Mumalá aseguró que la idea “es poner en debate porqué se considera un acto obsceno o escandalizante una mujer amamantando en la vía pública a pesar de que vemos cuerpos desnudos de mujeres en la vía pública y en los medios”.

 

En Rosario, también hubo ”teteada” en el Monumento Nacional a la Bandera y la organizadora del evento, Virginia Grisolía, dirigente del PTS en el Frente de Izquierda y referente de la agrupación de mujeres Pan y Rosas, manifestó que lo sucedido en San Isidro “fue un hecho de avasallamiento de la policía a una mujer que amamantaba a su hijo no se trata de un caso de misoginia aislado”.

 

(CO)

sustento-28.jpg

sustento-27.jpg

sustento-26.jpg

sustento-25.jpg

sustento-24.jpg

sustento-23.jpg