La policía de Wiltshire, Inglaterra, ha informado que detuvo a dos personas sospechosas de haber difundido en Twitter una presunta fotografía del cadáver de Emiliano Sala, el futbolista argentino fallecido en un accidente aéreo el pasado 21 de enero.

 

Se trata de una mujer de 48 años y un hombre catorce años mayor, quienes fueron acusados de acceso no autorizado a material informático, un delito contemplado por la Ley de uso indebido de computadoras y comunicaciones maliciosas.

 

La imagen habría sido tomada el 7 de febrero de 2019, cuando se realizó la autopsia de Emiliano Sala en el Holly Tree Lodge Mortuary en Bournemouth (Dorset). Seis días después, el 13 de febrero, la policía local detectó la publicación en la red social, que pretendía mostrar la autopsia del exdelantero del Nantes Francés. A partir del descubrimiento, se inició una investigación para establecer el origen de esa foto.

 

Los sospechosos fueron arrestados el 18 de febrero, pero recién este lunes la Policía de Wiltshire comunicó lo ocurrido, y aclaró que actualmente ambos se encuentran en libertad condicional, aunque continúan bajo investigación.

 

A través de un comunicado, la policía de Wiltshire declaró que no hay sospechas contra el personal encargado de llevar adelante los exámenes post mortem del futbolista. Según los datos preliminares, el autor de las fotos habría irrumpido en la morgue: «No hay evidencia que sugiera un allanamiento en el depósito de cadáveres, ni que sugiera que cualquier miembro del personal, o incluso cualquier otro empleado del consejo, esté involucrado en algún delito», señala el texto.

 

El escándalo se desató solo dos días después de que el padre del difunto futbolista, Horacio Sala, falleciera como consecuencia de un infarto en su casa en la localidad argentina de Progreso, tres meses más tarde del trágico accidente aéreo en el canal de la Mancha, que se cobró la vida de su hijo.

 

¿Quién era Emiliano Sala?

 

Emiliano Sala, delantero del Nantes francés entre 2015 y 2019, había sido traspasado al Cardiff de la primera división inglesa por 17 millones de euros, una suma récord para ese club de la Premier League.

 

El pasado 21 de enero, tras despedirse de sus excompañeros del Nantes, Sala voló en una avioneta Piper Malibú, perteneciente al club británico, para sumarse a los entrenamientos de su nuevo equipo. Sin embargo, al atravesar el Canal de la Mancha, la aeronave, piloteada por David Ibbotson, dejó de transmitir señales.

 

(RT)

 

 

Comentarios Facebook