El vocero del Kremlin ruso, Dmitri Peskov, rechazó las insinuaciones de la prensa internacional que las protestas han provocado una crisis política y aseguró que la actuación policial ha estado enmarcada en la ley. Sin embargo, instó a la población a denunciar cualquier irregularidad para su posterior investigación.

 

“Creemos que el empleo desproporcionado de la fuerza por los agentes de la ley es absolutamente inaceptable, pero nos parece que la respuesta policial al reprimir los disturbios se justificó totalmente”, dijo Peskov a la prensa.

 

Las declaraciones del vocero del Gobierno ruso surgen en defensa de sus cuerpos policiales, luego que la prensa local e internacional los acusara de uso excesivo e ilegal de fuerzas para el control de las protestas de calle que se han generado en la nación.

 

«No podemos y no debemos llevarnos por las emociones, así que emplear frases como uso ilegal de fuerza (…) o arrestos ilegales lo puede hacer solo la entidad correspondiente tras una inspección, o bien si lo determina un tribunal», alegó en defensa de sus cuerpos policiales.

 

«Si un agente del orden se excedió en su autoridad y recurrió a la fuerza excesiva, hay que denunciarlo y estas denuncias deben ser investigadas de manera adecuada y luego examinadas en un tribunal», apuntó Peskov.

 

Las manifestaciones se han suscitado en la capital rusa con una concentración de al menos 49.000 personas, quienes exigieron el pasado sábado 10 de agosto, la celebración de unas elecciones municipales libres.

 

(teleSUR) 

 

 

Comentarios Facebook