El campeón de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), Cardenales de Lara, consiguió este domingo su segunda victoria en la Serie del Caribe 2020, al vencer 3 carreras por 2 a los Toros del Este de República Dominicana.

 

El partido, que comenzó pasadas las nueve de la noche —hora de Venezuela—, se realizó en el estadio Hiram Bithorn, en San Juan, Puerto Rico, lugar donde se celebra la fiesta del béisbol caribeño desde el pasado sábado 1° de febrero hasta el próximo viernes 7 de febrero.

 

La primera victoria del equipo venezolano fue el sábado 6-4 contra Vaqueros de Montería de Colombia.

 

Los pájaros rojos lograron vencer a la novena dominicana al ponerse arriba en el marcador en el segundo episodio cuando el receptor venezolano Juan Apodaca sacudió un doble productor de dos carreras que le dio al conjunto crepuscular una ventaja que no perdería por el resto del partido.

 

“Fue un juego importante, prevaleció el pitcheo y se pudo aprovechar ese inning en el que Apodaca conectó ese batazo que nos puso arriba en el marcador”, destacó el manager Luis Ugueto, citado por la LVBP.

 

En detalle

 

El conocido derecho cubano Jorge Martínez, quien defiende la camiseta de los Toros, retiró a los primeros cuatro hombres a los que se enfrentó, pero luego concedió tres bases por bolas seguidas y Apodaca hizo swing al primer envío que recibió, una recta en el medio del plato, para llevar su conexión a la banda contraria. Lo que permitió que Adonis García y Gorkys Hernández pisaran el plato.

 

“Conozco la calidad de Martínez como lanzador. Lo he enfrentado varias veces y sabía que tenía que buscar la zona. Así que con hombres en base fui agresivo en ese turno”, señaló Apodaca, que se apuntó el único imparable de los barquisimetanos en nueve turnos, con corredores en posición de anotar.

 

Un elevado de sacrificio de René Reyes, en el tercer capítulo, alejó el marcador 3-0 y le permitió al abridor Wilfredo Ledezma trabajar con cierta comodidad, tras superar una crisis de control en el primer tramo, en el que otorgó dos boletos.

 

“Ledezma nos dio cinco buenos innings que necesitábamos para mantenernos en el juego”, destacó Apodaca, encargado de llevar el desafío detrás del plato. “Conozco a varios de los jugadores de Toros (reforzó al equipo quisqueyano en 2018 y 2019) y antes del partido hablé sobre cómo lanzarles”.

 

En el sexto episodio, por los dominicanos, Abraham Almonte sacudió una línea al left y Jordany Valdespín anotó, una rayita que fabricaron contra el antillano Francisley Bueno para descontar 3-1.

 

Luego, por Venezuela, los lanzadores Hassan Pena y Pedro Rodríguez colgaron ceros perfectos en el séptimo y octavo inning, pero el conjunto dominicano casi empata las acciones en el noveno, pero la suerte no estuvo de su lado.

 

En el noveno tramo, el dominicano Wilkin Castillo, con dos hombres en las bases, conectó un doble como emergente contra el cerrador venezolano Ricardo Gómez.

 

El batazo pudo haber igualado el marcador pero la pelota picó y salió del estadio para que se convirtiera en un doble de por reglas que obligó a que uno de los corredores dominicanos fuera devuelto a tercera, por lo que se produjo una sola rayita. Si la pelota no hubiese salido del terreno de juego, el partido se hubiese empatado.

 

Después de ese golpe de suerte, Gómez se repuso y dominó a Jorge Mateo con un manso elevado al jardín izquierdo, con corredores en segunda y en tercera. Gómez permitió su segunda anotación en dos salidas, pero se apuntó el salvado y lidera ese departamento con dos.

 

“Mi opción era Gómez, ha sido mi hombre de confianza para los cierres desde diciembre y el partido estaba en sus manos”, apuntó Ugueto citado por la LVBP.

 

Ledezma, pese a conceder cuatro boletos, por tres ponches, logró aislar tres hits y una anotación limpia, para llevare su primer lauro en Series del Caribe.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook