Hasta el pasado 16 de abril, en Venezuela se contabilizaban 197 pacientes afectados por la Covid-19 y de estos, solamente nueve se localizaban en el estado Nueva Esparta, en su mayoría ligados a un pequeño foco de contagio detectado entre trabajadores de la Alcaldía del municipio Maneiro

 

 

Cantidad pequeña, si se apuesta exclusivamente a las magnitudes, y por tanto, más fácil de controlar a través de las estrategias definidas por el Gobierno Bolivariano para hacer frente a la pandemia, a saber: confinamiento, jornadas de detección masiva y personalizada e internación de los enfermos en centros de salud, que han permitido mantener aplanada la curva de contagios y exhibir de las menores cifras de fallecidos en todo el mundo, según puede constatarse al revisar los conteos oficiales y compararlos con las de otros países, dentro y fuera de la región.  

 

 

Hace menos de 10 días, ni el pueblo venezolano ni las autoridades estaban al tanto de que en la Isla de Margarita, una de las tres ínsulas que componen el estado Nueva Esparta, se gestaba el foco infeccioso más grande hasta ahora identificado en el país durante la pandemia. Pero llegó el 17 de abril y con él, los primeros indicios de lo que, aguas abajo, ocurría. 

 

 

Ese día, Jorge Rodríguez, quien es ministro de Información y Comunicación y ha ejercido regularmente como vocero de los partes diarios acerca de la pandemia, informó que se habían detectado 20 casos del nuevo coronavirus en la entidad insular, ligados a una escuela de béisbol menor ubicada en la población Pedro González, que ignorando las medidas de confinamiento decretadas por el Ejecutivo desde el pasado 16 de marzo, mantuvo la concentración de atletas. 

 

Posteriormente, el portal La Tabla, divulgó los detalles que explicaban el por qué los directivos de la escuela Roberto Vahlis decidieron quebrantar la cuarentena: un showcase –evento en el que cazatalentos de las Grandes Ligas observan a jóvenes prospectos para “adquirirlos” para las organizaciones que representan– pautado para los días 16 y 17 de abril. En simples palabras, por dinero. 

 

Esta misma fuente aportó otro dato relevante para develar la apuesta mercantil de la academia deportiva: el pasado 14 de marzo, la Roberto Vahlis “subastó” al equipo Phillies de Philadelphia –sí, los atletas son mercancía– a uno de sus jugadores, el jardinero Yhoswar García, por un monto de 2,5 millones de dólares.

 

Lo descrito hasta ahora, auguraba un cóctel explosivo que solo podía ir a peor. 

 

El domingo 19 de abril, el presidente Nicolás Maduro comunicó que las autoridades sanitarias habían informado acerca de 21 nuevos casos en Nueva Esparta, cinco de los cuales correspondían a efectivos de la Guardia Nacional adscritos a la Guardia Costera. Ya el lunes 20, la vicepresidenta Delcy Rodríguez anunció la existencia de 21 casos adicionales, todos entre personas pertenecientes al cuerpo castrense. 

 

En tres días, Nueva Esparta pasó de tener 9 enfermos de Covid-19, a tener 71. Para entender cómo había sucedido esto, las autoridades debieron echar sus pasos hacia atrás y remontarse al 13 de marzo, fecha en la que, curiosamente, se anunciaron los dos primeros casos de coronavirus en el país. 

 

La raíz de este árbol infeccioso, explicó entonces la alta funcionaria, se localizó en dos vuelos. En el primero de estos, que cubrió la ruta entre República Dominicana y Caracas, viajó el hijo del dueño de la academia Roberto Vahlis y allí se detectaron cuatro casos positivos para el SARS-CoV-2; en el segundo, viajaron por Avior entre Caracas y Margarita, Morel Rodríguez, alcalde del municipio Maneiro – afectado por la Covid-19– y uno de los scout, que se trasladó a la isla para firmar a un pelotero de la institución deportiva. 

 

Al día siguiente, con motivo de la firma del contrato de Yoswar García, se reunieron unas 70 personas y cuatro de ellas ya estaban infectadas de coronavirus, precisó Rodríguez. Para echarle más salsa a la olla, el jovencito se desplazó desde Pedro González hasta Caucagua, en el estado Miranda, de donde es oriundo y allí contagió a una persona durante la celebración que organizó para festejar su logro. 

 

El jueves 23 de abril, Jorge Rodríguez comunicó que se habían hallado 13 nuevos casos de coronavirus en Nueva Esparta. Hoy, que es 25, la cuenta está detenida en 97 pacientes, que representan el 30% de los 323 enfermos reportados el país. Es la más alta para entidad alguna, incluyendo al estado Miranda –88 casos–, significativamente más grande y más densamente poblado que el estado insular. 

 

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook