Las protestas generadas por el asesinato del ciudadano afrodescendiente George Floyd, en Estados Unidos, despertaron al grupo ciberactivista Anonymous que, entre otras cosas, reveló que el empresario venezolano Gustavo Cisneros y su esposa Patricia Phelps estarían vinculados a la prostitución, trata de mujeres y tráfico de menores.

Desde 2008 Anonymous se manifiesta en acciones de protesta a favor de la libertad de expresión, del acceso a la información, de la independencia de Internet y en contra de diversas organizaciones. Luego de tres años de aparente inactividad, aparecen para deplorar las excecrables muestras de odio y racismo del cuerpo policial de la capital de estado de Minnesota del pasado 25 de mayo, cuando un oficial de la policía asesinó al ciudadano afrodescendiente George Floyd.

El pasado 31 de mayo, Anonymous publicó una «lista negra» donde figuran famosos, políticos y empresarios relacionados con el “pizzagate” (trata de personas, prostitución y  pornografía infantil). Esta lista, según Anonymous, pertenecía a Jeffrey Epstein, financiero estadounidense condenado por tráfico de menores y prostitución en altas esferas, que murió en un supuesto suicidio mientras cumplía condena en una cárcel de Nueva York.

En este inventario clientes, proveedores y afines figuran los nombres del empresario venezolano Gustavo Cisneros y el de su esposa, la filántropa Patricia Phelps.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook