El senador, excandidato presidencial y líder de Colombia Humana, Gustavo Petro, advirtió que el narcoparamilitar que es socio comercial de la Vicepresidenta del régimen de Iván Duque, Marta Lucía Ramírez, «es una fusión de Pablo Escobar y Carlos Castaño: Uno de los mayores narcos y genocidas de la historia del país».

Petro hizo está declaración en una intervención digital vía Zoom dónde varios senadores abordaron los nexos de la vicepresidenta colombiana con el narcotráfico, el sicariato y los crímenes vinculados al régimen narcoparamilitar de Álvaro Uribe Vélez.

El narcoparamilitar al que hace referencia Petro es el narcotraficante Guillermo León Acevedo Giraldo, alias ‘Memo Fantasma’, con quién Ramírez y su esposo Álvaro Rincón, mantuvieron nexos comerciales.

Al respecto, Petro dijo que «ningún socio o familiar de narcotraficante debería tener el poder de hacer leyes en Colombia, porque constituye un problema ético, y lo que debe imperar es cortar desde la política, precisamente cualquier nexo del narcotráfico con quiénes hacen política, leyes y ejercen la autoridad en el Gobierno.

En días pasados, Petro también denunció que la vicepresidenta, en medio de esos nexos familiares que estrechamente guarda con las mafias de la droga y el paramilitarismo colombiano, pagó personalmente una suma de 150 mil dólares para sacar bajo fianza a su hermano, Bernardo Ramírez Blanco, luego de haber sido capturado en Estados Unidos por el delito de tráfico de heroína.

El actual escándalo que protagoniza la vicepresidenta de Colombia, obedece a informaciones reveladas la semana pasada por la prensa neogranadina, en las que se señalaba que Bernardo Ramírez Blanco, de 58 años de edad y hermano de Ramírez, fue arrestado en 1997 y condenado en Estados Unidos a cuatro años y nueve meses de prisión por tráfico de heroína.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook