El pasado lunes 22 de junio el director para las Américas de Human Rights Watch (HRW) de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Vivanco, acusó al exdiputado de Voluntad Popular Lester Toledo, autoexiliado en El Salvador, de manipular resultados de pruebas de covid-19 como parte de sus asesorías directas al presidente de esa nación centroamericana, Nayib Bukele.

Esto lo dijo en una entrevista para medios locales de El Salvador, donde advirtió que los malos manejos del coronavirus por parte de factores de Voluntad Popular para favorecer la imagen de Bukele, afectarán de manera negativa la imagen de Leopoldo López como oposición a Maduro en Venezuela.

«Bukele ha hecho un gran esfuerzo por impedir el acceso a la información pública durante la pandemia suspendiendo, en la práctica, la vigencia de la Ley de Acceso la Información Pública. Esto se ha traducido en especial opacidad en relación a los resultados de las pruebas de coronavirus y otras medidas de emergencia, como el uso de fondos públicos. Sí es cierto que hay miembros del partido de Leopoldo López (Voluntad Popular) asesorando a un gobierno autoritario como el de Bukele y que además habrían estado involucrados en actividades dirigidas a manipular datos del Covid-19, sería grave para la credibilidad de ese movimiento político venezolano, que lucha contra la dictadura de Maduro», manifestó Vivanco.

Por otra parte, Vivanco dijo que el hecho de que Bukele haya criticado a Maduro, no es suficiente para considerarlo un «aliado». «Las políticas y prácticas, además del discurso demagógico de Bukele, corresponden al de un déspota con tendencias mesiánicas«, manifestó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook