El ministro para la Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, reveló este sábado 27 de junio detalles del plan la oposición venezolana para atentar contra el presidente de la República, Nicolás Maduro, las cuales fueron develadas por el diario estadounidense The Wall Street Journal y que apuntan directamente hacia el dirigente de ultra derecha Leopoldo López.

A continuación un resumen con los aspectos más destacados de la rueda de prensa:

-Factores de la extrema derecha venezolana de manera persistente recurren a la violencia, al odio, a la muerte, a las prácticas fascistas y paramilitares como moneda de uso corriente de este grupo para su accionar.

-Las llamadas corporaciones mediáticas internacionales utilizadas en esta guerra psicológica contra Venezuela, minimizan, desmienten y desvirtúan todas las denuncias hechas por nosotros.

-¿Qué hacen los medios norteamericanos, españoles o los del llamado Cártel de Lima? Mienten, minimizan, pero, tiempo después, publican reportajes con la verdad dicha por nosotros en su momento.

-En el atentado perpetrado contra el presidente Nicolás Maduro el 4 de agosto de 2018, los medios internacionales de derecha lo catalogaron de “presunto”. Ocho meses después, CNN reconoce el atentado para asesinar al presidente.

-En el 2019 denunciamos que la llamada “Ayuda Humanitaria” era una excusa para generar violencia en la frontera con Colombia. Un mes después The New York Times publicó en un reportaje lo que habíamos dicho. La verdad de lo sucedido.

-Desde marzo de 2020 presentamos pruebas de la violencia que se pretendía generar en el país. Los medios internacionales minimizaron lo denunciado. Ocurre la incursión paramilitar y el 7 de mayo The Washington Post publica lo que nosotros habíamos dicho y los anexos del contrato en el cual estaba planteado asesinar al presidente Maduro y a otros altos funcionarios.

Leopoldo López no es un político, es un criminal. Desde hace tiempo abandonó los cauces naturales de la política, y desde el 2014 lo que ha hechos es causar muertes, derramamiento de sangre y generación de violencia.

-Hemos dicho en repetidas oportunidades que Juan Guaidó no es más que una marioneta de Leopoldo López que tiene dos fines: robarse todo el dinero que puedan y hacerse del poder por vías violentas dejando un baño de sangre en el camino.

-¿Está de acuerdo el gobierno de España con que en la sede de la residencia del embajador se planifiquen hechos de violencia contra un presidente? ¿Sabe el gobierno de España que Leopoldo López hace videoconferencias donde insiste en asesinar al presidente Maduro? ¿Le parece bien eso al embajador de España?
 
-La semana que viene vamos a mostrar el testimonio de una persona que en efecto certifica todo lo dicho por Alcalá Cordones y toda la logística que utilizaron para la incursión violenta del pasado 3 de mayo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook