Celia Seymour, una británica de 34 años, perdió la vida a causa de un ataque de asma producido por la inhalación de los vapores liberados por una mezcla de productos de limpieza, según informan medios locales.

La mujer había acordado una reunión con su jefe de trabajo, Peter Seferi, quien aseguró al medio británico que al llegar al departamento de Seymour percibió un intenso olor a productos químicos que pudo ‘sentir en el pecho’.

De acuerdo a Seferi, después de que abandonaron el departamento conversaron de forma normal; sin embargo, unos minutos después ella presentó un severo cuadro de asma, que le impedía respirar. Cuando colapsó, su jefe le practicó reanimación cardiorrespiratoria, guiado por las instrucciones del operador de una línea de emergencias.

Debido al estado de salud en que se encontraba, fue ingresada a un hospital en la ciudad de Feltham, donde los médicos la sometieron a un coma inducido. No obstante, no mostró signos de recuperación y murió cuatro días más tarde.

Julie Felon, madre de la víctima, dijo que el Departamento de Bomberos había confirmado que la mezcla de lejía con otro producto químico, presumiblemente otro limpiador de sanitarios, produjo una reacción química que liberó gases tóxicos que, al ser inhalados, le provocaron el severo ataque de asma que le costaría la vida.

 

(RT)

Comentarios Facebook