El Embajador de Venezuela en la ONU, Samuel Moncada, ofreció este miércoles, pruebas de cómo el Estado de Colombia, a través de varios de sus Embajadores, planearon diversas masacres desde el año 2000.

Con las pruebas presentadas por Moncada vía Twitter, se evidencia la sistemática y continua ejecución por parte del Gobierno colombiano de diversas masacres en el territorio neogranadino con el fin de «aniquilar» a disidentes en las figuras de líderes sociales, campesinos y hasta políticos.

Moncada mencionó que los actuales Embajadores de Colombia en la ONU y la OEA, Francisco Santos y Alejandro Ordóñez, planificaron las masacres en diversas reuniones con paramilitares:

«El actual embajador colombiano en Washington Francisco Santos y el actual Embajador colombiano en OEA, Alejandro Ordóñez, se reunieron en el año 2000 por lo menos 16 veces con jefes paramilitares para planificar masacres contra ciudadanos inocentes».

Escuadrones de la muerte en Bogotá

En diversas notas de prensa con testimonios del caso que sigue al narcotraficante Salvatore Mancuso, jefe paramilitar responsable de cientos de masacres y asesinatos extrajudiciales, Moncada mencionó cómo los hoy embajadores de Colombia, Ordóñez y Santos, se reunieron en el 2000 con Mancuso para crear los denominados «grupos de limpieza», como se les conoció a estas células de exterminio en la capital y otros departamentos en ese país:

«En esa reunión (de Ordóñez y Santos con Mancuso) se decidió el asesinato del sindicalista Wilson Borja y la creación de escuadrones de la muerte en Bucaramanga al estilo de Medellín. Borja sufrió un atentado y sobrevivió. Nunca supo que los actuales embajadores ordenaron su muerte.», comentó el Embajador de Venezuela en la ONU, Samuel Moncada.

Los tuits de Moncada surgen en el escenario de una nueva masacre en Colombia, ya más de 10 en el último mes, una ola de violencia recrudecida durante el Gobierno uribista de Iván Duque.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook