Micheline Roquebrune, viuda del famoso actor británico Sean Connery, quien falleció el pasado 31 de octubre a la edad de 90 años, reveló que los últimos meses de vida de su esposo los arruinó la demencia.

«No era vida para él. No era capaz de expresarse últimamente», lamentó Micheline quien estuvo casada con el ganador del Óscar durante 45 años. En sus últimos años, el actor raramente abandonaba la comunidad cerrada de Lyford Cay en las Bahamas. Según la viuda, Sean murió mientras dormía.
 
«Murió mientras dormía, muy tranquilo. Yo estuve con él todo el tiempo, simplemente se fue. Era lo que él quería», dijo en declaraciones al diario británico Daily Mail. 
 

Micheline era la segunda esposa de Sean. Se conocieron en un torneo de golf en Marruecos en 1970. La mujer aseguró que tuvieron «una vida maravillosa juntos».

«Fue un modelo de hombre. Será muy difícil vivir sin él, lo sé. Pero no podía durar para siempre y se fue en paz».

Sean y Micheline no tuvieron hijos juntos, pero ambos tenían hijos de sus relaciones anteriores.

(Sputnik)

 Sean Connery y su esposa, Micheline Roquebrune

 Sean Connery y su esposa, Micheline Roquebrune

 
Comentarios Facebook