A partir de este lunes 30 de noviembre se levanta el toque de queda en los municipios fronterizos de Venezuela con Colombia y Brasil. Sin embargo, esto no significa que el Gobierno haya decretado la apertura de la frontera.

Así lo explicó el alcalde de San Antonio del Táchira, William Gómez, quien ratificó que el cese del toque de queda implica el fin de las restricciones y la reactivación comercial en los municipios fronterizos, pero «no equivale a la apertura del paso peatonal sobre los puentes internacionales».

Asimismo, aclaró que se mantienen las medidas de bioseguridad y el control de personas en los Puestos de Atención Social Integral (PASI) con el propósito de evitar la propagación del coronavirus.

«Solamente por el Puente Internacional Simón Bolívar está autorizado el ingreso de venezolanos que utilizarán los PASI y de salida, aquellas personas que tienen identidad colombiana o requieren alguna atención médica o humanitaria», detalló.

El Ejecutivo Nacional se vio en la necesidad de aplicar un toque de queda en los municipios fronterizos debido al aumento de casos de COVID-19 en el resto del país por el ingreso descontrolado de los llamados trocheros, que venían huyendo de la pandemia que se desbordó en los países vecinos.

Sobre el impacto de la medida de levantamiento del toque de queda, el alcalde señaló que «se va a generar un aumento de dinamismo sobre esta zona, esta flexibilización va a conllevar que se activen las líneas de transporte extraurbanas desde todo el país hacia San Antonio del Táchira y la movilidad en vehículos particulares».

De igual manera, instó a la población a continuar cumpliendo con las medidas de bioseguridad a fin mantener controlada a la pandemia en el país.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook