Las autoridades ambientales colombianas lanzaron una alerta por la presencia de una plaga «agresiva e invasora» de langostillas de río, o cangrejo rojo (‘Procambarus clarkii’), especie nativa del sureste de EEUU, en humedales y parques metropolitanos de Bogotá.

La invasión de cangrejos rojos representa un peligro ecológico puesto que, al ser una especie invasora y altamente adaptable, compite por el alimento con especies nativas o silvestres, como el cangrejo sabanero. Del mismo modo, «son transmisoras de enfermedades para otros especímenes», detalló la Secretaría de Ambiente de la capital este martes.

Asimismo, debido a la cantidad de bacterias y patógenos portados por los crustáceos, advierten sobre los riesgos para la salud causados por el consumo de su carne y su uso en la preparación de bebidas afrodisíacas y otro tipo de productos.

Este animal fue introducido originalmente en el departamento del Valle del Cauca, en la costa pacífica colombiana, con fines comerciales. Sin embargo, las poblaciones de este espécimen se fueron extendiendo hasta alcanzar la capital del país, por lo que el organismo ya ha comenzado a elaborar un plan de manejo para controlarla.

(RT)

Comentarios Facebook