Una mujer de 51 años, que lleva más de 20 ejerciendo como profesora, terminó en la cárcel tras ser señalada de rociar a sus alumnos con desinfectante porque no querían usar bien el tapabocas, destinado a prevenir la propagación del coronavirus COVID-19 .

La Policía fue llamada a Largo High School en Largo, ubicada en el estado de Florida, Estados Unidos, en donde la maestra Christina Reszetar fue arrestada porque, supuestamente, salpicó el aerosol en la cara y el cuerpo de cuatro niños.

Fue arrestada en la escuela y llevada a la cárcel del condado de Pinella.

Sin embargo, Reszetar dijo en la corte que el incidente quedó registrado en un video que demostrará que las acusaciones en su contra no son ciertas.

Ya en la Corte, un juez afirmó que el suceso se puede caracterizar “como un intento de disciplina gravemente equivocado» y al preguntarle a la profesora si podía contar con un abogado para su representación recibió una negativa, informó News Channel 8.

«No podré pagar uno con el salario de mi maestra», lamentó Reszetar.

Por no tener antecedentes graves fue liberada, pero será juzgada si el estado sigue adelante con los cargos.

(caracoltv.com)

Comentarios Facebook