Los 12 pescadores pertenecientes a las embarcaciones Lady Nayera y Sea Wolf regresaron este domingo 7 de febrero a Guyana, tras ser detenidos en aguas territoriales venezolanas el pasado 21 de enero por Venezuela.

Los involucrados invadieron la zona marítima venezolana justo en el momento que el régimen de Guyana y de los Estados Unidos aumentaron la tensión con respecto al territorio del Esequibo, y se encontraban amenazando a Venezuela al ejecutar actividades militares en la zona limítrofe como parte de sus provocaciones para causar un conflicto bélico en la región con el argumento de supuestamente hacer «ejercicios militares».

En medio de ese contexto las dos embarcaciones guyanesas, que supuestamente hacían faenas de pesca, entraron de forma irregular en las aguas jurisdiccionales de Venezuela, no se sabe con qué propósito, hecho que produjo su inmediata captura y llevados a puerto seguro venezolano.

Tras ser interceptados por Venezuela, el día de ayer las autoridades venezolanas los dejaron regresar a su país escoltados hasta las aguas internacionales.

Los capitanes de ambos barcos guyaneses anclaron en el puerto Lallbacchan, en Charity, en la zona de Región II (Pomeroon-Supenaam), donde fueron recibidos por Kumar Lallbacchan, dueño de Lady Nayera, y el presidente del área, Vilma De Silva.

«Me siento muy bien. Estoy bien emocionado de estar de regreso a casa», aseguró Christopher Shaw, miembro de la tripulación del barco Sea Wolf, al llegar al puerto, según un reporte de la agencia española EFE.

Shaw indicó que un indeterminado grupo de pescadores siguen confinados en el barco porque se les realizan las respectivas pruebas contra la Covid-19.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook