Un total de seis senadores estadounidenses, los mismos que promovieron la sedición en Venezuela durante la administración de Donald Trump, presentaron un nuevo proyecto para que el Senado emita una resolución que ratifique el reconocimiento a Juan Guaidó en la farsa de su supuesta presidencia «interina» en Venezuela.

El lobby de senadores está encabezado por los ultraderechistas y anticomunistas Bob Menéndez, Marco Rubio, Dick Durbin, Ben Cardin, Ted Cruz y Rick Scott.

El proyecto presentado por estos congresistas busca también que el senado estadounidense rechace las elecciones parlamentarias realizadas en Venezuela el pasado 6 de diciembre por mandato constitucional.

Según el grupo de senadores, que son de los partidos Republicano (Trump) y Demócrata (Joe Biden); persiste en decir que en Venezuela hacen falta «elecciones libres, justas y transparentes”, porque según ellos hay una «continua erosión de la democracia y del estado de derecho”.

Además alegan en el texto que la ya inexistente Asamblea que fue electa en 2015 es según ellos “la última institución democrática que queda en Venezuela”, esto a pesar que constitucionalmente el mandato de ese parlamento ya terminó.

Rubio, uno de los más recalcitrantes voceros contra Venezuela dijo que «el Senado de Estados Unidos está enviando un gran mensaje bipartidista reafirmando su apoyo inquebrantable al presidente interino Guaidó.

Entre tanto, Scott, que al igual que Rubio tiene fuertes vínculos con la comunidad venezolana en Estados Unidos -muchos de ellos prófugos de la justicia- al ser el exgobernador de Florida, dice: «como Senador de los Estados Unidos por el estado de la Florida, he hecho de la lucha por la libertad en América Latina y en todo el mundo una prioridad y no me detendré hasta que el pueblo de Venezuela vea un nuevo día con democracia«.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook