Para los venezolanos es tradición el consumo de pescado durante la Semana Mayor, por lo que la periodista Mirelvis Gutiérrez se fue a la calle para conocer los precios de este anhelado alimento, haciendo un recorrido por varios mercados y zonas populares de Miranda, encontrándose con costos bastante elevados y hasta dolarizados.

En algunos camiones utilizados para la venta de pescados, se observan los precios del jurel y el atún cuyo costo es de 5 y 7 millones de bolívares el kilo, la sardina 2 millones, mientras que el pescado salado ronda entre los 5 y 6 millones de bolívares, siendo los camarones o calamares los más costosos, teniendo un precio de entre 10 y 9 dórales.

En el mercado municipal de Cúa, en el estado Miranda, los precios son aún más elevados y en su mayoría cobrados en dólares. Allí el cazón, el bagre y la bonita tienen un precio de 5 y 6 dólares.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook