La designación del nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) demuestra al mundo la fortaleza que tiene la democracia en Venezuela, dijo a Sputnik el diputado Roy Daza. 

«La escogencia de Pedro Calzadilla, Enrique Márquez, Tania D´Amelio, Roberto Picón y Alexis Corredor, y de los otros rectores suplentes, da una señal muy importante, no solo para Venezuela sino para el mundo, de que la democracia venezolana tiene la suficiente fortaleza para encontrar un árbitro electoral», expresó Daza. 

Luego de 12 años, la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral, de mayoría oficialista) logró la mayoría calificada para designar como establece la Constitución a los 15 rectores electorales, cinco principales y diez suplentes. 

Daza, vicepresidente de la comisión de Política Exterior y miembro de la comisión de Diálogo Nacional, manifestó que ese logro se debe a los ciudadanos de su país, que en diciembre de 2020 votaron para renovar al Parlamento, que en ese entonces se encontraba en manos de la oposición. 

«La escogencia del nuevo Consejo Nacional Electoral representa una victoria política del pueblo venezolano; esto no se debe a los diputados, ni a la Asamblea, ni a nadie, esto se debe a que el pueblo de Venezuela logró resolver un asunto de extrema importancia para la política venezolana que fue haber rescatado la Asamblea, y la Asamblea le cumplió al pueblo de Venezuela», afirmó. 

A juicio del integrante de la comisión de Asuntos Internacionales del Partido Socialista Unido (PSUV), la Asamblea Nacional logró alcanzar los dos tercios necesarios para escoger al CNE, debido a que los diputados opositores se deslindaron del sector de la derecha radical, que apuesta al golpe de Estado y a la desestabilización.  

Confianza 

Desde el año 2009, el Parlamento no designaba al CNE, por lo que Daza consideró que el nombramiento de los nuevos rectores por parte del organismo legislativo generará confianza en los ciudadanos para participar en los venideros comicios. 

Sin embargo, el dirigente Juan Guaidó, que lidera otro sector de la oposición, dijo que la designación del Consejo Nacional Electoral «arrastrará a Venezuela a un desastre mayor» y que las consecuencias serán similares a las de 2018, cuando se realizó la elección presidencial, y de 2020, en los comicios parlamentarios. 

En ese sentido, Daza manifestó que Guaidó no representa a la oposición venezolana, sino a los intereses de gobiernos extranjeros. 

«La oposición en Venezuela que está dentro de la Asamblea Nacional va a participar en las elecciones y está dentro del marco constitucional (…) [Guaidó] no es un opositor o figura de la oposición venezolana, es un delincuente y solo actúa en beneficio del gobierno extranjero que estrangula al país, él es un títere de los poderes norteamericanos para destruir a Venezuela», acotó. 

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro consideró el 5 de mayo que Estados Unidos no tiene moral para opinar sobre la designación del CNE y del poder legislativo de su país. 

Además, el mandatario recordó que el nombramiento de los nuevos rectores forma parte de un acuerdo político y dialogado con todos los sectores de la oposición. 

Entretanto, el nuevo presidente del Consejo Nacional Electoral, Pedro Calzadilla, dijo que trabajarán en la organización de los comicios previstos para este 2021. 

El CNE evaluará la realización de los comicios en conjunto de gobernadores y alcaldes, que anteriormente se realizaban por separado, luego de que el Parlamento derogara la Ley de la Regularización de los Periodos Constitucionales y Legales de los Poderes Públicos Estadales y Municipales. 

Maduro reiteró que este año habrá elecciones y que ganará «el que tenga los votos». 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook