Ariel King, vicealcalde mayor de Jerusalén, señaló que era «una pena» que el activista palestino Abu Humus, en lugar de recibir una bala en el trasero, no la hubiera recibido en la cabeza.

En un video difundido a través de las redes sociales, se ve a King señalar hacia donde está Humus y preguntarle: «¿Cómo está su trasero?». Según se deduce de su conversación con una tercera persona, este recibió un balazo en una nalga y no se le extrajo el proyectil, razón por la cual cojea.

«¿Te sacaron la bala del culo? ¿Ya te la sacaron? Es una pena que no haya sido aquí», gritó el funcionario mientras se tocaba con un dedo en medio de las cejas.

De su lado, Humus replicó: «Mátame como matas, rabino. No me importa si me pegas un tiro en la cabeza. Seré un ‘shahid’ (mártir)». 

El vicealcalde emitió estas polémicas declaraciones en el marco de una vigilia que se realizaba en Sheikh Jarrah, un barrio de Jerusalén Este, donde la mayoría palestina está siendo acosada por grupos judíos conservadores de ultraderecha para forzar su desplazamiento.

Según reportes de la cadena Al-Jazeera, desde la semana pasada, palestinos y activistas internacionales han protagonizado concentraciones pacíficas, cuyo propósito es impedir la expulsión de familias palestinas que residen en el sector desde hace décadas.

Ante esto, la fuerza pública y la policía fronteriza israelí han optado por reprimir a los manifestantes con chorros de agua, gas lacrimógeno, perdigones y granadas de choque, en lo que puede interpretarse como un respaldo tácito a las acciones de los ultraderechistas.

Asimismo, aunque el gobierno de Israel ha emprendido una feroz campaña de censura contra cuentas de activistas en las redes sociales, ha trascendido que decenas de palestinos han sido detenidos desde el inicio de las protestas.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook