La tarde de este jueves, el presidente Nicolás Maduro recordó que gracias a la denuncia de una trabajadora de la estatal Lácteos Los Andes, en la que señaló a la entonces directiva de la empresa de no escuchar las propuestas de la clase obrera, de maltratarlos y de imponerles políticas, pudo adelantarse una investigación en la que se descubrió que esos funcionarios no solamente mantenían prácticas burocráticas y antiobreras, sino que además «era una directiva muy corrupta».

«Lo que descubrimos y destapamos fue la olla más podrida que nadie podría imaginarse», destacó el Mandatario. Relató, además, que tras el hallazgo, se comunicó con el Fiscal General de la República, Tarek William Saab, para que se tomaran todas las acciones conducentes a la captura Luis Augusto Piligra Jiménez, quien estaba al frente de la compañía, así como de sus socios.

«Le dije al fiscal: actúen ustedes y apliquen todo el peso de la justicia venezolana contra estos bandidos que han burlado la fe pública y contra todos sus cómplices», añadió.

En ese orden, detalló que producto de las pesquisas, se había logrado determinar que Piligra y sus cómplices eran propietarios «de grandes hatos y fincas, de grandes mansiones, de colección de vehículos, de colección de relojes, de cuentas bancarias, de dinero».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook