Luis Romero, parlamentario de la tolda Avanzada Progresista (oposición), aseguró que desde la Asamblea Nacional se buscan fórmulas para conseguir el levantamiento de las medidas coercitivas unilaterales impuestas a Venezuela por el gobierno de Estados Unidos y algunos países de Europa. 

«Las medidas unilaterales de bloqueo y ataque al país, son injustas, pues sus resultados afectan a la gente«, dijo el legislador en una entrevista concedida a la estatal Venezolana de Televisión (VTV), situación que se hace todavía más dramática en el presente, cuando se impide que Venezuela adquiera vacunas para inmunizar a la población contra la COVID-19.

Romero cuestionó que a pesar de los esfuerzos que ha hecho el gobierno nacional para comprar vacunas a través del mecanismo Covax, parte del dinero transferido fue bloqueado por causa de las sanciones, afectando «al pueblo de a pie». «Rechazamos esa piratería internacional», agregó.

Este jueves, la vicepresidenta Delcy Rodríguez anunció que Covax informó a las autoridades venezolanas que una porción de los fondos transferidos para la adquisición de las vacunas anti-COVID-19 habían «sido bloqueados por un banco internacional» y que se encontraban «bajo investigación».

Posteriormente, el canciller Jorge Arreaza divulgó el comunicado oficial de Covax, en el que se detallan todos los pagos realizados por Venezuela —109.968.081,82 dólares repartidos en 12 transacciones—, para finiquitar la compra, habiendo sido retenidos 10.031.838,18 dólares por el banco suizo UBS.

El pasado 6 de junio, el presidente Nicolás Maduro aseveró en una alocución que Covax estaba en mora con el Estado venezolano, pues el gobierno había cancelado la totalidad del monto necesario para adquirir unos 11 millones de dosis de vacunas anticoronavirus y aún no las había recibido.

Se desconoce si el banco UBS desbloqueará los fondos —y, de ser el caso, cuándo lo hará— o si Covax y Venezuela ensayarán otra fórmula que permita cumplir con la meta de inmunizar al 70% de la población antes del mes de diciembre.

Por otro lado, el gobierno acordó la compra de 10 millones de dosis de la vacuna EpiVacCorona, comercializada por la farmacéutica rusa Gerofarm, si bien no se especificó cuándo arribarán al país.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook