Tras más de un año de litigio, la Corte Suprema británica empezó este lunes 19 de julio a examinar el caso de los 1.000 millones de dólares en reservas de oro venezolano que se encuentran en el Banco de Inglaterra. 

De acuerdo con la agencia internacional AFP, los jueces no se pronunciarán de inmediato, pero su veredicto, que puede tardar semanas o incluso meses, puede sentar precedente para otros bancos europeos que custodian reservas de Venezuela. 

Las deliberaciones, vale destacar, tienen como finalidad determinar si las reservas de oro que mantienen secuestradas en esa nación podrán ser administradas por el Gobierno nacional, presidido por el mandatario Nicolás Maduro, o seguirán en manos de la banda delictiva que lidera el exdiputado Juan Guaidó. 

El caso llegó a esta instancia luego que el Ejecutivo británico insistiera en reconocer como presidente de Venezuela a Guaidó, quien el 23 de enero de 2019 se autoproclamó como “primer mandatario” en una plaza pública y desde entonces ha insistido en establecer -sin éxito- un gobierno paralelo en el país. 

En total son 32 toneladas de oro que pertenecen a la reserva nacional y que el Gobierno nacional ha solicitado en reiteradas oportunidades, para invertirlas en compra de insumos médicos y vacunas contra la COVID-19 para el pueblo venezolano. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook