Los líderes políticos del norte de Afganistán estarían dispuestos a negociar con los talibanes, pero solo aceptarán un «poder inclusivo».

Khalid Noor, miembro del equipo de negociación de la paz en el país habló con Sputnik acerca de las posibles condiciones que se presentarán a los talibanes. Noor, quien es hijo de Ata Mohammed Noor —uno de los líderes de los tayikos afganos y el líder del Partido Islámico de Afganistán—, reveló que están dispuestos a negociar con los rebeldes.

«Primero, decidiremos entre nosotros si lucharemos o negociaremos. (…) En segundo lugar, iniciaremos negociaciones con los talibanes. Nunca nos hemos opuesto a las negociaciones de paz ni a un arreglo político. Las puertas de las negociaciones por nuestra parte están abiertas», afirmó Noor, quien actualmente se encuentra en Islamabad, Pakistán.

Noor detalló que la decisión sobre cuándo y en qué condiciones regresarán a Afganistán se tomará tras la reunión de los líderes del norte del país. De acuerdo con el político, todo va a depender de «si los talibanes estarán dispuestos a negociar con todos los pueblos» del país y formar un poder inclusivo.

«A nuestro entender, un gobierno inclusivo es un gobierno en el que participan todos los pueblos de Afganistán. Esto no significa que una nación gobierne y que las otras naciones son invitados. Eso nunca lo aceptaremos. Solo aceptamos compartir el poder», recalcó Noor.

El político puso de relieve, además, que solo aceptarán un gobierno en el que se realicen elecciones. Además, apuntó la importancia de «un Estado descentralizado que sea aceptado por toda la sociedad», ya que ya han tenido «una experiencia negativa de un Estado centralizado». Además, Noor sostuvo que «es importante tener en cuenta los derechos de las mujeres, la libertad de expresión y los derechos humanos».

«Si los talibanes no aceptan nuestras demandas de formación de un gobierno verdaderamente inclusivo, estamos listos para una nueva lucha, una nueva resistencia», afirmó Noor.

De momento, prácticamente todo el territorio de Afganistán está bajo el control del Talibán —organización terrorista proscrita en diversos países, siendo Rusia uno de ellos—, a excepción de la provincia de Panshir. Noor asegura, sin embargo, que este no es un problema en el caso de que sea necesario combatir contra los talibanes.

«Si los talibanes no muestran flexibilidad y nos vemos obligados a iniciar la resistencia, entonces, haremos como antes, cuando los líderes del norte comenzaron su resistencia, con unas 10 o 20 personas, regresaremos a nuestras regiones y reuniremos a la gente. No es necesario ir a Panshir. Tenemos a dónde ir y dónde reunir a la gente», concluyó.

(Sputnik)

Comentarios Facebook