La duquesa de Sussex Meghan Markle se disculpó por engañar a un tribunal británico sobre el alcance de su cooperación con los autores de un libro sobre ella y el príncipe Harry.

Meghan Markle está involucrada en una acción legal en Londres por la publicación en un periódico de partes de una carta que le escribió a su padre después de su matrimonio en 2018 con Harry, un nieto de la reina Isabel II.

Ella demandó al editor del Mail on Sunday y al sitio web MailOnline por violación de la privacidad y los derechos de autor. Un juez del Tribunal Superior falló a su favor en febrero y dijo que la publicación de la carta que Meghan le escribió a su padre, Thomas Markle, era «manifiestamente excesiva y, por tanto, ilegal».

Associated Newspapers está tratando de revocar esa decisión en el Tribunal de Apelación. El propietario del tabloide The Mail argumenta que Meghan escribió la carta sabiendo que podría publicarse e hizo pública la información privada al cooperar con Omid Scobie y Carolyn Durand, autores de Finding Freedom.

Los abogados de la duquesa han negado anteriormente que ella o Harry colaboraran con los autores. Pero el exdirector de comunicaciones de la pareja, Jason Knauf, dijo en evidencia ante el tribunal que les dio información a los escritores y la discutió con Harry y Meghan.

En una declaración de un testigo, Knauf dijo que el libro fue «discutido directamente con la duquesa varias veces en persona y por correo electrónico». Los correos electrónicos publicados como parte de la declaración de Knauf mostraron que también le envió un correo electrónico a Harry para discutir sobre el libro y decir que se reuniría con los autores.

En una declaración testimonial hecha pública, Meghan Markle aceptó «que el señor Knauf sí proporcionó alguna información a los autores del libro y que lo hizo con mi conocimiento, para una reunión que tenía previsto celebrar con los autores en su calidad de director de comunicaciones». Agregó que «desconozco el alcance de la información que compartió».

La duquesa dijo que no recordaba las conversaciones con Knauf cuando prestó declaración anteriormente en el caso, «y pido disculpas al tribunal por el hecho de que no recordaba estos intercambios en ese momento».

“No tenía absolutamente ningún deseo o intención de engañar al acusado o al tribunal”, dijo.

(Sputnik)

Comentarios Facebook