#LoÚltimo
Venezuela rechazó informe sobre DDHH elaborado por EEUU (+Comunicado) | Barcelona le metió 5 goles al Sevilla y se tituló en la Copa del Rey | Países africanos conocieron todo sobre el sistema electoral en Venezuela | Murió Verne Troyer, conocido por su papel de Mini-Me: Tenía 49 años | Imagen de Chat: Mensajería gratuita, la competencia de whatsapp y creada por Google | En menos de 1 día subió Bs 300 mil: Así es el aumento desproporcionado de la carne (+Video) | Una tormenta magnética en la Tierra sorprendió a los científicos | Foto: 4 piezas de pollo ya son vendidas en Bs 1.450.000 | Las fantasías sexuales, los indígenas, sin vergüenza y sin culpa | Daniel Ortega: El diálogo es imprescindible para la paz (+Protestas) | Maduro: Estamos listos para resolver nuestras diferencias con Panamá | Por esto denuncian a Almagro cuando fue canciller | Video: El gran gesto de Salomón Rondón con fanático que le pidió la camiseta | EEUU usó fósforo blanco en pueblos de Irak y Siria (+Washington Post) | Unasur: Bolivia convoca a una reunión extraordinaria y niega abandono de países | La derecha nicaragüense se anima a guarimbear: nuevo intento del “golpe suave” | Estos son los primeros datos sobre las posibles causas de la muerte del DJ Avicii | Joaquin Sabina fue hospitalizado tras sufrir una trombosis en su pierna (+Madrid) | Operación Dron: Así lavaban los dólares entre concesionarios en Táchira | “Descarada”: Respuesta a Tintori porque todavía dice que GNB murió por desconocido durante guarimbas | ¿Armas químicas?: Así fue el montaje en redes sociales contra el gobierno de Nicaragua | Elecciones 20M: Partidos avalaron auditorías a cuadernos y máquinas de votación |
"Voy a quemar la medalla": exboxeador "Morochito" Rodríguez y su reclamo al Ministerio del deporte
domingo, 21 de agosto 2016
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

cuadro-MEXICO68.jpg

Francisco "Morochito" Rodríguez –excampeón olímpico y único medallista de oro venezolano, hasta hace escasamente cuatro años–, no vio en vivo la pelea en la que, Yoel Finol, aseguró presea de bronce en Río 2016, pero puede verla siempre que quiere con solo decirle a su nieto que se la busque en Youtube. Y eso es lo que hace cada vez que llega a su casa, se enfunda sus pantuflas y se viste de mono blanco con la franela alusiva a los Juegos Olímpicos.

 

Además de exboxeador, el nativo de Cumaná es un exfuncionario del Instituto Nacional de Deportes (IND) y forma parte de la Fundación para la Atención Integral de los Atletas y Ex-Atletas (Fundaexa), una institución que se encarga de cuidar la atención médica y socioeconómica de estos antiguos gladiadores. Sus días transcurren entre el ocio, las copas y los vecinos que lo cuidan."Yo no envidio a nadie, deseo lo mejor para ese muchacho pero te digo que lo más difícil está por venir", dice Morochito cuando se le pregunta acerca de las posibilidades que le ve al joven merideño oriundo de El Vigía.

 

Morochito sabe qué es lo que se necesita para ser campeón olímpico y cuando la interrogante surge acerca de Finol, él mismo se hace la pregunta "¿Tú crees que se ese muchacho está listo para traerse la medalla de oro?".

 

Y se responde a sí mismo: –El muchacho es bueno, no me gusta cómo pelea pero calidad tiene y tampoco va a pelear con ninguna luminaria.

 

La elocuencia no es precisamente una de las virtudes de este exatleta de alta competencia que cumplirá 71 años, el 25 de septiembre. Los golpes recibidos dentro del ensogado y los que la vida le ha propinado, han hecho mella en su sistema nervioso central pero sobre todo en el alma sensible de un venezolano que ama profundamente a su patria.

 

Durante la breve conversación que sostiene con los reporteros, en las afueras de un bloquecito de la urbanización Casalta I, en Catia, Morochito se refiere a la gran frustración que lo agobia. El único boxeador que ha traído una medalla de oro, jamás fue embarcado como parte de la delegación venezolana a los siguientes Juegos Olímpicos y estas competencias de Río en las que por primera vez en más de veinte años una joven promesa se acerca a emular su hazaña, Morochito tendrá que conformarse con verlo por televisión.

 

–¿Por qué el IND, el Ministerio del Deporte o el Presidente de la República no me invitan? ¿Quién es el campeón olímpico de Venezuela?–, exclama.

 

Por asombroso que parezca, este peleador que fue orgullo de la Cuarta y que ha visto surgir a un digno sucesor suyo en la Quinta, no fue llevado más nunca a una justa olímpica, después de que en México 68 dejara el pabellón nacional en lo más alto.

 

Sin poder contener el llanto saca fuerzas para decir "no me invitaron, ninguno me invitó ¡jamás!".

 

–Aahh! Pero ahora, si el muchachito se trae la medalla de plata o en el mejor de los casos la de oro, entonces el Comité Olímpico Venezolano (COV) va invitarme a la ceremonia de presentación del nuevo campeón…¿y por qué no me invitan a los Juegos Olímpicos?..¿No tengo derecho, acaso?

 

Morochito va más allá. La franela alusiva a los Juegos Río 2016 con la que posa ahora fue un obsequio de su hijo, Franco. "Porque las autoridades no tuvieron la delicadeza de ofrecerme un maletín con el kit de los atletas; a mí, al único boxeador que hasta ahora le dio a Venezuela el oro del Olimpo".

 

–¿Y la medalla?

 

–Esa medalla parece que no vale medio para Venezuela, la voy a empeñar…¡la voy a botar, voy a quemarla!

 

Cuando Río 2016 haya apagado sus luces y las miradas regresen a posarse sobre los titulares que versarán acerca del destino de la Presidenta Rouseff, Morochito bajará a la esquina donde sus viejos amigos le esperarán para ofrecerle un "palito" de ron y preguntarle ¿qué te pareció lo de Finol? Y con el trago seco el viejo pugilista aclarará la garganta y expresar la clásica frase de "¡yo te lo dije!".

 

(Aporrea)