fbpx
#LoÚltimo
El tema de la destrucción de armas en el país fue muy serio: 26.518 quedaron fuera de circulación
Enero 3, 2015 - 25 Vistas
La Iguana Google Plus

destruccion0301152.jpg

En 2014 en Venezuela se destruyeron 26 mil 518 armas de fuego como parte del Plan de Desarme Voluntario promovido por el Gobierno, destacó este sábado en su cuenta en la red social Twitter, la ministra para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Carmen Meléndez, quien precisó que la estrategia continúa en 2015 con el objetivo de recuperar espacios para la vida y la sana convivencia.

 

Meléndez, recién nombrada vicepresidenta de Soberanía, Paz y Seguridad, explicó que el programa se realiza con el apoyo de las comunidades y la población civil.

 

La funcionaria agregó en su cuenta @gestionperfecta, que el pasado año también inutilizaron 18 mil 452 armas en unos 181 actos públicos.

 

El esfuerzo mancomunado de las instituciones del Estado, cuerpos de seguridad y la ciudadanía debe converger en la concientización y sensibilización ante la necesidad del desarme, agregó.

 

En los procesos de inutilización y posterior destrucción de armas en el Complejo Siderúrgico Nacional, del estado de Lara, se obtiene material ferroso que dedican a la fabricación de cabillas para la Gran Misión Vivienda Venezuela, según han explicado otras autoridades locales.

 

Otra medida que se suma a este propósito fue la promulgación del Reglamento de la Ley para el Desarme y Control de Armas y Municiones.

 

La iniciativa crea registro automatizado de armas, que es coordinada por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y penaliza entre 20 y 25 años de prisión por el porte ilícito y el tráfico ilegal.

 

El Plan Nacional de Desarme comenzó en septiembre pasado tras la firma del presidente de la República, Nicolás Maduro; y cuyo objetivo es garantizar la entrega voluntaria de armas de fuego y municiones, en posesión de personas naturales y jurídicas en el territorio nacional, con miras a disminuir la ocurrencia del delito por su uso.

 

Ese programa forma parte de otras medidas como los llamados Cuadrantes de Paz, Movimiento por la Paz y la Vida y la incorporación de los jóvenes a diferentes misiones sociales.

(PL)