El Gobierno venezolano rechazó y tachó como injerencistas las declaraciones que emitieron este 21 de marzo los presidentes de Chile y Colombia, Sebastián Piñera e Iván Duque, quienes expresaron que “se acabó el tiempo de las posiciones ambiguas o las posiciones débiles, y llegó el tiempo de hablar fuerte y claro de lo que Venezuela necesita”.

 

A través de un comunicado que publicó el canciller Jorge Arreaza en su cuenta Twitter, Venezuela catalogó tales señalamientos como “insolentes e injerencistas”, al tiempo que señaló que “queda en evidencia la antidiplomacia, el irrespeto y la sumisión a los dictámenes de los Estados Unidos por parte de dos empresarios que defienden sus intereses económicos particulares por encima de las necesidades de los pueblos de Colombia y Chile”.

 

Refiere además la poca moral que tienen ambos gobernantes para entrometerse en los asuntos internos de Venezuela, cuando en estas naciones hay serios problemas de carácter social.

 

 El presidente de Colombia informó -tras el encuentro que llevó  a cabo este jueves con Piñera- que su homólogo chileno está dispuesto a “recibir migrantes que vienen de las fuerzas militares”, en clara alusión al grupo de oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) que desertaron recientemente y se encuentran a la deriva en el país neogranadino.

 

 

A continuación, el texto íntegro:

 

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, rechaza contundentemente las insolentes e injerencistas declaraciones emitidas hoy 21 de marzo de 2019 por Iván Duque y Sebastián Piñera.

 

 

Una vez más queda en evidencia la antidiplomacia, el irrespeto y la sumisión a los dictámenes de los Estados Unidos por parte de dos empresarios que defienden sus intereses económicos particulares por encima de las necesidades de los pueblos de Colombia y Chile.

 

 

Resulta un contrasentido que esta deshonrosa declaración, se da mientras en Colombia la gobernabilidad y la democracia es cada vez más precaria, donde no hay garantías al derecho a la vida, pues ser líder social te lleva directo a la muerte; donde la crisis humanitaria en el Chocó, la Guajira y en las zonas rurales y urbanas es generalizada, y mientras la producción de droga se incrementa con una eficiencia que solo es posible bajo la complicidad de un gobierno Narcoparamilitar que lo permite, avala e impulsa.

 

 

Con que moral habla el señor Piñera de Derechos Humanos en Venezuela, mientras en Chile los pueblos Mapuches son sistemáticamente perseguidos y exterminados; como es que pretende dar lecciones de democracia, gobernando con la Constitución de su mentor político, un verdadero dictador, Augusto Pinochet. Habla de derecho Sebastián Piñera, y en su país exigir el derecho a la educación o a la salud te lleva a la cárcel.

 

 

Cómo se puede entender que los señores Duque y Piñera invoquen el derecho internacional cuando apoyaron grupos de choque y pretendieron desde la frontera colombiana forzar el ingreso de una supuesta asistencia humanitaria, violentando toda norma del sistema de Naciones Unidas que regula la materia.

 

 

Sin duda, los Gobiernos de Colombia y Chile, utilizados como satélites de Donald Trump, se han convertido en un instrumento para la agresión contra el Pueblo venezolano y sus instituciones, en virtud de lo cual se enfrentan al repudio de sus Pueblos como a la firme decisión del Pueblo revolucionario de Venezuela de luchar contra el oprobio, la amenaza y la injerencia.

 

 

El Gobierno Bolivariano de Venezuela reitera que más temprano que tarde se abrirán las nuevas alamedas por dónde transitará libremente el Pueblo chileno y el Pueblo colombiano.

 

 

Caracas , 21 de marzo de 2019

 

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook