El ministro  para la Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, explicó este sábado 27 de junio que corporaciones de la comunicación internacional como The New York Time y The Washington Post publicaron información de las operaciones golpistas y terroristas que han desarrollado sectores de la oposición encabezada por Leopoldo López y Juan Guaidó para atentar contra el Gobierno bolivariano, después que las autoridades venezolanas presentaron al mundo contundentes pruebas. Sin embargo, estos medios previamente se encargaron de minimizarlas.

En marzo del 2019 el NYT publica quien fue el responsable de la quema de la ayuda humanitaria para Venezuela, publica un croquis, y señaló lo que exactamente, un mes antes habíamos dicho, que habían sido los mismos violentos, paramilitares de Voluntad Popular los que quemaron los autobuses y los camiones para borrar la evidencia de lo que venía allí, material militar para la violencia”, detalló el titular de la cartera de Comunicación durante una alocución a través del canal del Estado Venezolana de Televisión (VTV).   

Indicó que desde marzo de este año mostraron las evidencias, los testimonios , los audios de los jefes de los campamentos de desertores y  de paramilitares que se encontraban en Riohacha, Colombia. También distribuidos en la finca del narcotraficante conocido como alias Doble Ruedas, en la península de la Guajira.

Enfatizó que expusieron las importantes e irrefutables pruebas ante el mundo, sin embargo fueron minimizadas. “Trataron de señalar que habían sido pruebas montadas por nosotros», declaró Rodríguez. 

Ahora bien, cuando sucedió la incursión armada de desertores y paramilitares a través de las costas de Macuto, estado La Guaira, entonces el The Washington Post publicó el 7 de mayo “lo que ya habíamos  denunciado en repetidas oportunidades aquí y lo que dijo Cliver Alcalá Cordones en un testimonio que se reveló antes de ser recuperado como agente del Gobierno de Estados Unidos, que había un contrato firmado entre Juan Guaidó” y una contratista de guerra, Silvercorp.

Cliver Alcalá agregó que esta empresa de mercenarios quedaba autorizada por Guaidó para que ejecutara el asesinato del mandatario Maduro, del Ministro para la Defensa, la disolución de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), la captura y secuestro del presidente de la Asamblea nacional Constituyente, Diosdado Cabello, de la primera dama Cilia Flores, de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, entre otros altos funcionarios.

En este orden de ideas, el vicepresidente Sectorial manifestó que se tuvo que esperar el 7 de mayo para que The Washington Post publicara lo del contrato y los anexos de estos, en los que especificó con lujo de detalles la operación y firma de Guaidó y de sus agentes J.J.Rendon y Sergio Vergara.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook