La Fiscalía colombiana ocupó este miércoles 1-J cuatro predios rurales de propiedad del exembajador de Colombia en Uruguay, Fernando Sanclemente, uno de ellos una finca ubicada en la localidad de Guasca, cercana a Bogotá, donde en febrero pasado fue descubierto un laboratorio de cocaína.

Los inmuebles, ocupados con fines de expropiación, pertenecen a una sociedad del exembajador Sanclemente e integrantes de su familia, de la cual él fue representante legal hasta el 6 febrero de este año.

«Funcionarios de la Fiscalía y la Policía Nacional ocuparon cuatro predios rurales en Guasca (Cundinamarca), donde fue encontrado un laboratorio de procesamiento de cocaína», informó el ente acusador.

Los bienes, entre los que también se encuentran dos vehículos, tienen un valor comercial de 150.000 millones de pesos (unos 40 millones de dólares de hoy) y fueron puestos a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

En la finca Haras de San Fernando las autoridades hallaron cerca de 7 toneladas de insumos químicos y 9,4 kilos de cocaína y pasta base de coca hace cuatro meses.

A raíz del escándalo, el diplomático presentó el pasado 6 de abril su renuncia al cargo de embajador en Uruguay, que ocupaba desde marzo de 2019, para dedicarse a la investigación que abrió la Fiscalía.

«Una vez recolectemos toda la información necesaria para vincularlo (al exembajador), bien sea en una formulación de imputación o el llamado a interrogatorio, se le dará a conocer al país», anunció eset 1-J la vicefiscal general, Martha Janeth Mancera.

(EFE)

 

Comentarios Facebook