A Daniel Alvarado se le conoce solo por tener una sola hija, Danielita Alvarado, pero no es así, el «Negrito Fullero», tenía otra hija, pero de crianza, llamada Johanna Salas de Romero, quien es comunicadora social e hija de la gaitera Marina Salas.

La relación paterna que tuvo Daniel Alvarado con Johanna se debe a que fue su padrino de bautizo debido a los fuertes lazos de amistad que tenía con Marina Salas.

“Fui su hija de vida, él le dio a mi madre el amor más sincero, más puro de hermano, al punto que decía que mi hermana y yo éramos sus hijas. Me decía que mis hijas eran sus nietas, nos llamaba todos los días a las 6:00 am para saber que todo estaba bien”, expresó Johanna quien dio declaraciones a la página web Noticias al Día.

La otra hija era muy apegada a Daniel Alvarado, tanto que la crio y la llevó al altar para su casamiento.

(LaIguana.TV)
 
Comentarios Facebook