El exdiplomático Bill Richardson prepara su viaje a Caracas para conversar con el presidente de la República, Nicolás Maduro, la liberación de dos estadounidenses involucrados en la incursión armada que se intentó concretar el 3 de mayo a través de las costas nacionales, bajo la bandera de la Operación Gedeón.

La información la confirmó el Centro Richardson, a través de un mensaje que publicó en su cuenta de la red social Twitter y en la que explicaron que dicha visita obedece a petición de los parientes de los norteamericanos que se encuentran detenidos en el país caribeño.

Asimismo, indicaron que se trata de una misión humanitaria privada en la que se tratará el referido tema y otros asuntos.

“Entre los ciudadanos estadounidenses encarcelados en Venezuela hay dos exboinas verdes, Luke Denman y Airan Berry, detenidos en mayo cuando participaban en un intento frustrado de derrocar a Maduro organizado desde la vecina Colombia”, el pasado 3 de mayo, reseñó la agencia AP.

Richardson ocupó el cargo como embajador de Estados Unidos ante Naciones Unidas en el gobierno de Bill Clinton. Asimismo, fue gobernador de Nuevo México.

AP reseñó que Richardson realizó diligencias para interceder por la liberación del estadounidense que estuvo encarcelado en Caracas, el exmisionero mormón Joshua Holt, liberado en 2018.

¿Visita por petróleo? 

Según reveló el portal de investigación La Tabla, el verdadero motivo por la que el exembajador norteamericano visitará a Caracas es por petróleo y no para intervenir o negociar por la libertad de los mercenarios. 

 “Bill Richardson se mueve a Venezuela por petróleo, no solo por los estadounidenses presos. El exgobernador de Nuevo México, tiene un perfil empresarial menos conocido y que está vinculado con el sector petrolero”, publicó La Tabla. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook