El Sistema de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Colombia consideró hoy que la implementación del Acuerdo de Paz de 2016 puede ser la solución a la crisis en el país suramericano.

El pacto entre el Estado y las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), señala ONU en un comunicado, permitiría garantizar el derecho a la libertad de reunión, la protesta y el respeto a los derechos humanos por parte de la fuerzas del orden.

El acuerdo, refiere el documento, «ofrece elementos para reglamentar estas garantías y fortalecer la participación ciudadana».

La nación suramericana es escenario hace 10 días de un paro nacional convocado por organizaciones sindicales, estudiantiles y pueblos originarios en señal de rechazo a una serie de medidas gubernamentales.

El descontento social es reprimido con dureza por parte de las fuerzas del orden, cuya conducta violenta ha dejado una treintena de muertos y más de mil 200 heridos, según informaciones proporcionadas por los manifestantes y corroboradas por organizaciones defensoras de los derechos humanos.

ONU Colombia reiteró su condena a cualquier tipo de acción violenta por parte de policías y militares, incluida la sexual, y exhortó a llevar ante la justicia a los responsables de esos actos.

El pasado 4 de mayo, la portavoz de la Alta Comisionada de la ONU para los derechos Humanos, Marta Hurtado, expresó consternación por el uso de armas de fuego por parte de los uniformados contra los manifestantes en la ciudad de Cali.

Entonces Hurtado recordó al Estado «su responsabilidad de proteger los derechos humanos, incluido el derecho a la vida y a la seguridad personal, y de facilitar el ejercicio del derecho a la libertad de reunión pacífica».

ONU Colombia recordó además la importancia de apoyar a las misiones humanitarias que proveen asistencia en medio de la pandemia de la Covid-19, enfermedad que, de acuerdo con datos oficiales, ha cobrado la vida de 76 mil 414 colombianos.

La organización internacional destacó la oportunidad de diálogo entre el gobierno y los diferentes sectores afiliados al paro, y opinó que debe ser un encuentro inclusivo, con vistas a obtener resultados concretos para solucionar de manera pacífica la actual coyuntura.

(Prensa Latina)

Comentarios Facebook